"Estamos recibiendo mucho material, muy contentos' cuenta Lito Vitale a DIARIO DE CUYO. El reconocido músico y productor es jurado de "Vamos las Bandas", un certamen federal impulsado por Cultura Nación (ver aparte) que busca solistas o bandas de todo el país y todos los géneros, quienes participarán de varios conciertos y grabarán un demo en su estudio. "Es un certamen muy federal, porque habrá un representante de cada provincia, de todo el país; pero también de los más variados estilos musicales', subrayó Vitale.

 



- ¿Cómo es ese mapa musical que se ha armado con lo que ya les han mandado?


- Interesante... siempre los chicos tienden a hacer música más rockera, pero por suerte hay varios que han mandado de otros mundos musicales, especialmente el folclore, y está bueno, porque una de las bajadas más importantes es que esto no fuera específicamente un concurso de rock, sino un concurso de música compuesta e interpretada por chicos jóvenes...


- La sugerencia entonces, para los que aún no se anotan, es que hay más chances si no es rock...


- Sí, puede ser si lo mirás desde ese punto de vista. De todos modos escucho todo y, desde mi absoluta subjetividad, trato de separar los artistas que me parecen más genuinos, de donde sea que vengan...


- La oportunidad de competir con creaciones propias también es un incentivo...


- Claro... Cuando somos chicos todos empezamos haciendo música de otros pero el camino personal, en muchos casos, se delinea más cuando uno puede componer su propio mundo musical y a partir de ahí, de tener cierta personalidad. Incluso si en algún momento querés reversionar, lo hacés con herramientas más personales, porque ya hay un giro rítmico, melódico, armónico que te pertenece...


- Y en cuanto a la temática, por lo que han escuchado ¿De qué hablan los jóvenes músicos hoy?


- Es variada, pero generalmente va por el amor. Hay un poquito de existencialismo, de autoayuda y ese tipo de cosas...


- ¿Es muy distinta a la que hacían los jóvenes de los "70 por ejemplo?


- Sí, porque especialmente en los "70 había más lectura de poesía, más información cultural general... En aquellos momentos donde había una rebeldía social bastante más organizada, había un cierto tema más allá de la canción de amor, que tenía que ver con el protagonismo de los jóvenes en este mundo y cómo hacer para modificar el rumbo, desde la política, la ecología, la paz, temas candentes. Ahora, si bien cada vez está peor la cosa, se generó una posibilidad de la música como medio de vida que cambió mucho esto...


- ¿Cómo es eso? 


- Este no es un concurso para volverse famoso y ganar mucho dinero, que es lo que muchos persiguen. Es un certamen para mostrar lo que hacés, siendo lo más profundo y transparente posible. Que no confunda el chico que está acercándose a la música que la música es solo un medio de vida o la posibilidad de ser famoso o de ganar dinero. Lo lindo de tener una actividad relacionada con el arte es que el motor que te lleva a componer, a tocar con tu banda y a soñar con un concierto o un disco es algo que va por un carril diferente a ganar plata. Hay un alimento más profundo e interesante que es el que quiero resaltar, defender ese mundo mágico que tiene el arte. Uno es músico no porque ganás plata o sos famoso, sino porque sos músico. Como segundo plano tratás de subsistir y cobrar tu participación lo mejor que se pueda en base a tu trayectoria o calidad; pero nunca dar vuelta esa ecuación....


- Va a contrapelo de lo que han propuesto muchos realities musicales...


- Exacto, es todo lo contrario. La verdad es que cada uno hace el camino que le parece, pero para mí el camino a la inversa te transforma en un producto, en lo que se supone que la gente quiere escuchar y no en el artista que tiene algo para decir. Cuando un artista provoca y sorprende es porque te está dando algo de él, no lo que vos estás esperando escuchar o ver, y ahí es donde se empieza a distorsionar toda la cuestión. Todos los estudios de marketing que dicen que tenés que hacer tal cosa para que funcione bien son un gran engaño, porque nadie tiene la facultad de calcular el destino de lo que hacés, porque se trata de arte...


- De hecho muy pocos de esos productos ha sobrevivido...


- Se juegan la vida y los desnudan frente a las cámaras, es una cosa horrible porque quedan tan expuestos y finalmente no es el camino. Con este certamen, lo que hacemos es que el flaco que sale seleccionado graba en mi estudio, con los instrumentos que tengo, con un par de opiniones que le puedo dar y hace un video para que quede inmortalizada esa tarde que vamos a pasar en el estudio; pasa más por lo sensitivo... Esto va a ser como un mimo y un momento para internalizar, pero es eso más que nada...


- ¿Hay algo que te haya sacudido de lo recibido?


- Así como de cosa increíble por el momento no, pero estoy seguro que va a aparecer porque hay cosas de muy buena calidad...


- ¿Lo que han escuchado suma realmente, es un aporte a la música argentina?


- Por el momento sí... Igual tengo que escuchar bastante entre líneas. Estamos escuchando cosas de muy distintas calidades, técnicas y de composición, así que tengo descifrar qué están queriendo tocar, pero va muy lindo y creo que va a ser una buena posibilidad de conocer buenos y nuevos músicos de todo el país.


- ¿A vos qué te sedujo, especialmente, para ser jurado?


- Eso, la posibilidad de conocer e interactuar con músicos jóvenes de todo el país. En general, cuando hago un concierto en el interior, trato de que alguien local participe, porque es algo que siempre suma, porque le da un color distinto, porque en muchísimos casos tiene el mismo o mejor nivel que un artista nacional...


- Aunque Dios siga atendiendo en Buenos Aires...


- Pero me parece que de a poquito se está destrabando eso, hay un montón de festivales en el país que tratan de mostrar algo especial, personal, local y está muy bueno. Y además las redes sociales y las plataformas hoy le dan la misma llegada a un músico de Buenos Aires que a uno del interior. Lamentablemente hay una centralización que todavía no se flexibiliza del todo, pero están pasando cosas buenas, estamos en camino...

El concurso 


"Vamos las Bandas" es una convocatoria nacional para músicos de entre 14 y 25 años de todos los géneros, de todo el país. Los ganadores grabarán su canción en el estudio de Lito Vitale y participarán de espectáculos públicos. Los artistas deberán presentar una canción inédita, puede haber sido estrenada pero no premiada ni editada; hasta el 31 de agosto. Informes e inscripciones en www.cultura.gob.ar/ vamoslasbandas. El jurado está integrado por Vitale, Miss Bolivia y Juan Quintero.