Aplaudidos. Los actores de GOT Lena Headey, Peter Dinklage, Kit Harington y Emilia Clarke en el escenario. 


La televisión estadounidense tuvo su fiesta anoche con la ceremonia de gala en la entrega de la 71ra edición de los premios Emmy, que comenzó con Homero Simpson de esmoquin dando la bienvenida. Sin presentador principal -como se estila ahora- la gala tuvo a todas las estrellas entregando estatuillas.


En primera fila del Microsoft Theater de Los Ángeles se ubicaron los actores de Game of thrones. Allí estaba el elenco de la serie más premiada de la historia de la televisión, que anoche, al cierre de esta edición, aspiraba a hacer historia al lograr el récord de ser la que más estatuillas se lleve en una misma edición (ya tenía 10 ganados antes de la gala de anoche por rubros técnicos que le otorgaron en los días previos a la gala central). 


Antes, la noche comenzó con los rubros de comedia, donde ganaron Tony Shalhoub (The Marvelous Mrs. Maisel) y Alex Borstein como actor y actriz de reparto; Harry Bradbeer mejor director por Fleabag, Phoebe Waller-Bridge ganó como mejor actriz y mejor guionista de la misma producción. El premio de mejor actor de comedia fue para Bill Hader por Barry. Mejor programa de competencia fue para RuPaul's Drag race.


A los 56 minutos de la ceremonia los actores que dieron vida a los principales personajes de GOT salieron al escenario. Allí estaban Daenerys, Jon Snow, las hermanas Stark, los Lannister, Lady Brienne, Theon y Melisandre, aplaudidos de pie por sus colegas, para presentar la terna de mejor actriz de reparto de miniserie, que recayó en Patricia Arquette (The Act). Mejor actor de reparto fue para Ben Whishaw.


La bien criticada serie Chernobyl (HBO) ganó en los rubros director (Johan Renck), guión (Craig Mazin) y mejor miniserie.


Las categorías de mejor actor y actriz de miniserie fueron para Jharell Jerome (When they see us) y Michelle Williams, mientras que la mejor película de televisión fue Bandersnatch (Black Mirror).