Los músicos sanjuaninos podrán despejar sus dudas, orientarse y conocer más sobre los alcances que tiene la Ley Nacional de la Música y los beneficios que puede generar el Inamu (Instituto Nacional de la Música), gracias a que su actual presidente volverá a la provincia a brindar una charla informativa. Es Diego Boris, socio fundador del organismo que brinda herramientas a la producción y la gestión de los artistas.  

 

 
 
- Desde que fue creada la Ley Nacional de la Música, ¿cómo fue el apoyo de los artistas? 


- Esta lucha arrancó en el 2000. Con esto, tuvimos el apoyo de casi todos los músicos del país; desde un primer momento, fue el propio Luis Alberto Spinetta en vida, pasando por Gustavo Ceratti, Mercedes Sosa, Charly García, Susana Rinaldi, Leopoldo Federico, la Mona Jiménez y muchos más. Comprendimos que era necesario organizarse. Esto no es una cuestión corporativa, ni exclusiva para los músicos. El beneficiario final es la sociedad.

 

Porque puede tener un acceso más amplio al desarrollo de industria cultural. Nuestra misión siempre ha sido fortalecer las condiciones sobre cómo hacer música y tender puentes para resolver todas aquellas cuestiones logísticas que requiere tanto un músico consagrado como aquel que vive a 300 kilómetros de un centro urbano y no pueda hacer visible su arte.  


 
- ¿Qué logros importantes se obtuvieron a favor de los músicos?  


- El instituto logró recuperar el catalogo de music hall argentino. Por ejemplo, León Gieco pudo restituir sus primeros diez discos, al igual que David Lebón y Charly; los vinilos de Pappos Blues y Gustavo Santaolalla, también los grandes referentes del chamamé, que tuvieron la oportunidad de que sus familias pudieran recuperar sus licencias. El fenómeno autogestivo en Argentina es muy importante. El ejemplo está en el teatro independiente, en la experiencia de MIA de los años 70. Toda esta tradición hizo que muchos músicos consideren que la autogestión es un camino posible, por fuera de las grandes compañías discográficas. Si bien el INT y el INCAA son entidades diferentes entre sí, tratamos de tomar y plasmar lo mejor de ambas y producir las mejores herramientas para las necesidades de nuestro sector.  


 
- El conflicto que suscitó en el INCAA y la amenaza de recortes en los presupuestos, ¿cómo los afectó? 


- Hasta ahora, los fondos del instituto vienen girando en tiempo y forma todos los días. Participamos en reuniones y asambleas de numerosos sectores y en ningún momento percibimos las intenciones de que el régimen de fomento y los fondos correspondientes al instituto lleguen a modificarse. Estamos dando todas nuestras energías en hacer que las experiencias de un gran sector de la cultura del país, como el nuestro, pueda desarrollarse y crecer.  


 
- ¿En qué quedó la controversia sobre el Día Nacional del Músico (por la fecha del fallecimiento de Spinetta) que mantuviste con Juan Falú? 


- Creo que fue saldada, fue una posición personal de Falú, la de oponerse y la respeto. Para nosotros los derechos se construyen en el lugar adecuado. La ley del Día del Músico fue aprobada de manera unánime en el Senado. Para Falú, Spinetta o el rock no es representativo de la música nacional y está bien, está en su derecho de expresarlo y comunicarlo.  


 
- ¿Esto muestra que hay debates pendientes entre los músicos sobre la identidad y la cultura musical de nuestro país? 


- Sí, tal cual. Por eso es importante que los músicos nos juntemos regionalmente. Que dejemos de lado las acciones en lo individual y salgamos un rato de las redes sociales, creyendo que ahí está toda la realidad.  


Hubo un gran consenso con el tema y seguro que resulta casi imposible que todos estén de acuerdo, pero lo significativo es que se pueda poner en consideración a través de una fecha, las condiciones en las cuales se hace música en Argentina. Para nosotros, los que nos sentimos referenciados, es un orgullo que podamos tener un día nacional. Cada generación ve a su manera y ubica en la historia a sus propios referentes. Tal vez, las generaciones anteriores no lograron que eso suceda, no sé por qué. Pero hay mucha otra gente que considera que Spinetta representa a la música nacional. Todo es debatible. 

 "Nuestra misión  siempre ha sido  fortalecer las  condiciones sobre  cómo hacer  música en  el país".  

 Para agendar 
Diego Boris, presidente de Inamu, dará una charla abierta sobre políticas de fomento y presentará el manual de prevención de riesgos escénicos la nueva designación de la delegación regional de Nuevo Cuyo, entre otros temas. La cita es hoy a las 18 en el Centro Cultural Amadeo Conte Grand (San Luis y Las Heras).