Vestuario. En Sastrería del Teatro del Bicentenario acondicionaron y adaptaron los 215 trajes que tiene esta monumental puesta.

 

A días del estreno en el Teatro del Bicentenario de una de las piezas más importantes del repertorio clásico como es La Bella Durmiente, se trabaja en todas las áreas para el gran día. La puesta que se verá en San Juan, en coproducción con el Teatro Colón, es la versión con coreografía y dirección de Mario Galizzi, que tendrá la participación de la Sinfónica de la UNSJ, bajo la batuta del maestro Emmanuel Siffert.


La historia de la princesa maldecida por la malvada bruja (que en esta versión es una hada muy enojada) a la que puso música Tchaikovsky, será llevada adelante por 60 artistas en escena, que tiene en los roles centrales a Paula Penachio, Damian Torio (Desiree), Jennifer Ulloa (Carabosse) y Walter Lateulade (partner Carabosse), bailarines del Ballet Nacional del Sodre (Uruguay) y Emmanuel Vázquez (Pájaro azul), primer bailarín del Ballet de Santiago de Chile.

 

Montaña. El vestuario tiene cerca de 30 tutús.

 

Listos. Los trajes ya están separados por nombre del bailarín.

 

Desde hace semanas, además de los ensayos de los bailarines, en los talleres del Teatro del Bicentenario se trabaja en acondicionar la escenografía y el vestuario llegados desde Buenos Aires, usados en la última reposición de la obra en el teatro porteño en 2017, también dirigida por Galizzi.


Son 215 trajes en total diseñados por Aníbal Lápiz. Cada bailarín tiene tres cambios de vestuario y por eso en el taller de sastrería del Bicentenario trabajan cuatro personas para dejar a punto todo. "Estaba relativamente en buenas condiciones, limpio, hemos revisado elásticos que siempre ceden, bordados, costuras, a veces ha que agregar cuentas, queden todos perfectos a la misma altura, los breteles tirantes, detalles que se pueden notar en el escenario' dice la diseñadora Carla Garbi, parte del equipo del teatro. "Cada traje está formado por varias prendas, por ejemplo malla y vestido o calzas, pantalón, chaqueta y capa. El trabajo ha sido bastante. Llegan bien organizados, pero son para otros cuerpos y hay que adaptarlos, pero sobre todo los de las bailarinas que tienen solos'. Los bailarines en los roles principales llegan unos días antes de la primera función y recién ahí harán la prueba de vestuario.

 

Lujoso. Los trajes se completan con sombreros y otras piezas.

 

Más de 25 tutús son los que tuvo que revisar Laura García. "Son trajes muy bellos, hay que acotarlos al cuerpo de cada bailarín. Es una gran satisfacción y verlo en el escenario será algo grande', dice la modista que fue contratada para esta puesta. También deberán confeccionar de cero las coronitas que usarán las bailarinas ya que no llegaron en el lote de trajes.


En cuanto a la escenografía, es la que usaron en las últimas puestas, basada en el diseño de Nicola Benois del año 1941, que remozaron bajo la supervisión de Christian Prego.


Se hicieron piezas nuevas y acondicionaron otras. Para la puesta local llegaron gigantes árboles, baldaquinos, tronos, forillos en tarlatan y hasta una gran barcaza en la que "navegarán' los príncipes. En el taller de Escenografía del TB, pusieron a punto el decorado, incluso reparando algunos elementos y adaptándolos para los requerimientos de la puesta local. Algunas piezas de utilería se confeccionaron aquí especialmente.


Todo está casi listo para la monumental producción a la que apostó el TB, la primera con un ballet de tanto despliegue.
 

 

La Bella Durmiente. Dirección Mario Galizzi. Orquesta Sinfónica de la UNSJ, dirigida por Mº Emmnuel Siffert. Viernes 29 y sábado 30, a las 21.30 y domingo 1 de julio a las 20. Entradas $150, $350, $600 y $750 en venta en boleterías del teatro de lunes a sábado de 10 a 20. Día de función desde las 17. También en tuentrada.com



Conocer sobre la producción


El Teatro del Bicentenario ofrece una visita guiada en torno a la producción de La Bella Durmiente. Los martes y jueves a las 18 de las próximas dos semanas, los visitantes podrán conocer detalles de la obra en un recorrido por espacios que habitualmente no están abiertos al público y donde irán aportando datos del vestuario, escenografía y música. Inscripciones e informes:www.teatrodelbicentenario.org.ar.


Conocer sobre la producción

 


El Teatro del Bicentenario ofrece una visita guiada en torno a la producción de La Bella Durmiente. Los martes y jueves a las 18 de las próximas dos semanas, los visitantes podrán conocer detalles de la obra en un recorrido por espacios que habitualmente no están abiertos al público y donde irán aportando datos del vestuario, escenografía y música. Inscripciones e informes:www.teatrodelbicentenario.org.ar.

 

Fotos: Marcos Urisa