SHAKIRA

La cantante, conocida por su inteligencia y ojo para los negocios, compró en 2011 una de las islas más lindas de las Bahamas por 16 millones de dólares, nada menos que junto con Roger Waters y Alejandro Sanz. Se llama Bounds Cay y los tres artistas están invirtiendo fuerte para convertirla en un resort para multimillonarios.

 

LEONARDO DICAPRIO

 

El actor compró en 2005 la isla caribeña Blackadore por una ganga: 1,75 millones de dólares. Su objetivo no fue nunca aislarse, sino, muy por el contrario, construir ahí un resort eco y conservacionista de lujo, con reservorios de peces de colores y corales, entre otras cosas. Si todo sale bien, abre al público en 2018. 

 

 

HEIDI KLUM 

 

Se rumorea que la conductora compró hace poco Tavern Island, una isla de roca con vista al skyline de Nueva York que incluye una mansión estilo Tudor de 1650. Cuesta 11 millones de dólares y es conocida por haber alojado en los 50 a Marilyn Monroe, cuando su anterior dueño celebraba fiestas legendarias.

 

 

 

RICKY MRTIN

 

El cantante boricua compró en 2008 una isla en el archipiélago brasileño de Angra Dos Reis por 8 millones de dólares, después de haber pasado años esperando a que sus anteriores dueños la vendieran. Aún no se conoce el nombre del lugar, al que va todos los veranos con sus hijos, Matteo y Valentino. 

 

 

Fuente:  Revista Ohlalá