Luis Miguel se tomó un breve receso de la gira "México por siempre". Tras presentarse en el Madison Square Garden, el cantante aprovechó para tomarse unos días de descanso en los Estados Unidos.

 

En la ciudad de Nueva York, el artista estuvo paseando con su novia, Mollie Gould. La pareja no pasó inadvertida y fue fotografiada a la salida de un exclusivo restaurante, tras compartir una cita romántica.

 

Mollie lució un top negro ajustado con un escote muy sensual que dejaba al descubierto parte de su cintura. Completó el look con un pantalón, zapatos, un abrigo al tono y una cartera azul. Mientras que Luis Miguel tenía un traje y un sobretodo negro, un estilo clásico y muy elegante.

 

La modelo y bailarina trabaja como una de las coristas de Luis Miguel y lo suele acompañar arriba de los escenarios. En los medios mexicanos se habla del romance desde hace unos meses.

 

La popularidad del intérprete resurgió a partir del estreno de Luis Miguel, la serie, basada en el libro Luis mi rey, del español del escritor Javier León Herrera, que se emite por Netflix. Además, el mismo artista colaboró para contar por primera vez su misteriosa historia de su vida.

 

En la ficción, que tiene una duración de 13 capítulos, se muestra su crecimiento como artista, la conflictiva relación con su padre, la desaparición de su madre, sus amores y los excesos, entre otros aspectos interesantes y desconocidos sobre su carrera.

 

El próximo 1 de julio, retomará con su tour "México por siempre" con recitales en diversos lugares de España, Estados Unidos y México.