Ricardo Darín nunca le escapa a los temas ríspidos ni a las preguntas complicadas y por eso nunca deja de responder consultas políticas, aunque a veces le ha generado más de un dolor de cabeza. Actualmente, el actor se prepara para volver a los escenarios con la obra Escenas de la vida conyugal y una vez más se encontró frente a varios micrófonos y consultas sobre cuestiones de la realidad, entonces aprovechó para reflexionar y dejar en claro su postura.

 

 

"Lo que pasó con La Cordillera [la última película que grabó, donde interpreta a un presidente] es atípico con lo que me pasa con un proyecto, me puse incómodo y nervioso", empezó diciendo el actor sobre el último trabajo en el que participó y agregó: "El propósito era hablar de la interna del poder, lo que le pasa a estos tipos en el día a día, en su casa, mientras están manejando el destino de 40,50, 70 millones de tipos y a pesar de ser absolutamente ficción, ese coqueteo que tiene que ver con posibles realidades circundantes, me producía cierta incomodidad. De hecho, la pregunta más frecuente que me han hecho es: '¿en quién te basaste?', '¿en qué presidente te basaste?' (...) Eso te da la pauta de que la realidad demanda que te definas, aún tratándose de una película que sabemos que es ficción. '¿Es más Macri, es más Kirchner, es más Alfonsín?' Es decir, la realidad nos tiene de rehenes, no podemos apartarnos de la realidad, nos tiene intoxicados".

 

Pero después hizo una aclaración respecto de sus palabras: "Politizados tenemos que estar, somos seres políticos, pero estamos atravesados de partidismos, de separación, de resentimientos. (...) 'Estás conmigo o sos mi enemigo', ese creo que es el mal más grande con el que tenemos que convivir en estos días y salir de esa perversa dinámica nos va a llevar un tiempo y si no nos dan el ejemplo los que nos manejan, los que están arriba, si no hacen manifestaciones, claras, contundentes, para demostrarnos que hay que salir de esa estupidez nos va a costar mucho más. Porque los ejemplos son de arriba hacia abajo".

 

Sobre Pablo Echarri y los cuestionamientos que recibieron algunos actores. "Yo no tengo ninguna duda de Echarri , yo pongo las manos en el fuego por Echarri, por él y por muchos otros. Detesto esa estigmatización, de que porque defendés una postura política, una ideología, ya automáticamente sos socio de unos corruptos que coincidían... No, eso es un simplismo que no tiene nada que ver con nada".

 

Fuente: Infobae