Luego de un venado de muy bajo presupuesto (¡pero muy bajo!) , los realizadores de The Walking Dead le dieron lugar a Shiva, el tigre del Rey Ezekiel en el final de la séptima temporada, una de las más pobres de la serie. 
 

 

En medio de un panorama apocalíptico, con más guerras entre grupos humanos que contra zombies, la aparición del tigre Shiva era la gran novedad de la séptima temporada fuera de la identidad de las víctimas de Negan. 

 

ALERTA SPOILER



El animal, de pocas apariciones tal vez por una cuestión presupuestaria, tuvo su momento de fama en el final de la 7ma temporada salvando a Carl de Lucille. 



Justamente fue el mismo chico quien reveló cómo se montó esa escena, una de las pocas rescatables en la última y posiblemente peor temporada de la serie.