Hacía rato que no llegaban a la Argentina noticias de Victoria Vannuci. La mediática, exiliada en Miami desde el año pasado por recibir supuestas amenazas de muerte después de que la empresa de su marido quebrara, decidió bajar el perfil post escándalo de las fotos cazando animales salvajes en África. Pero ahora vuelve a estar en el centro de la polémica...

 

 

La mujer de Matías Garfunkel decidió cerrar su local de lencería erótica en el barrio de Recoleta. El tema es que les avisó a sus empleados que se estaban quedando sin trabajo... por WhatsApp. Según contaron en Confrontados, el programa de Canal 9 que conducen Rodrigo Lussich y Carla Conte, Vannucci les anunció que cerraría el comercio y les pidió que la ayudaran poniendo todas las prendas en cajas "bien cuidadas".

 

El mensaje que recibieron las empleadas

"Aprovecho para decir que la boutique va a cerrar sus puertas al público y agradecer el trabajo hecho. Como ya habíamos hablado anteriormente, se hace muy difícil la situación en Argentina con los impuestos. Ahora bien, necesito la colaboración para que me den el stock y guarden todo en cajas bien cuidadas las prendas y por líneas. La custodia está al tanto y va a ayudar al desarme. Y tienen un inventario compartido con el dueño del local para que todos sepan cuáles son mis cosas (ya que lo armé desde cero). Es muy importante que todos trabajemos en equipo", dice el mensaje que escribió la morocha.

 

Según trascendió, los trabajadores del local de avenida Alvear están preocupados porque "no saben cuándo van a cobrar (la indemnización) ni cómo será la desvinculación". Vale recordar que en octubre pasado, tres ex empleadas domésticas de Vannucci y su millonario marido denunciaron que habían sido despedidas sin ver un peso.

 

Fuente: Diario Muy