Bajo fuego. Los medios de Chile atribuyen a supuestos extremistas mapuches los ataques a las iglesias y las intimidaciones hacia el Papa. Estos son los panfletos dejados en la parroquia Santa Isabel de Hungría.

 

 

Desconocidos atacaron en la madrugada de ayer, con bombas incendiarias o explosivas, al menos cinco iglesias en Santiago, en rechazo a la visita a Chile que hará desde este lunes el papa Francisco, a quien los autores de los ataques amenazaron expresamente, mientras que la presidenta, Michelle Bachelet, garantizó la seguridad del Pontífice -ver a parte-.

"Papa Francisco, las próximas bombas serán en tu sotana", decía un panfleto encontrado junto a una de las iglesias atacadas.

Los ataques ocurrieron en los municipios de Estación Central (2), Recoleta, Peñalolén y Santiago Centro, y en tres de los casos las iglesias tuvieron daños, principalmente en sus puertas y fachadas, mientras el cuarto y quinto caso fue neutralizado por la policía, según el parte oficial.

"Diez mil millones por el papa y los pobres nos morimos en las poblaciones", señalaba en tanto un escrito en la muralla del santuario "Cristo Pobre", donde la policía pudo neutralizar un bidón aparentemente lleno de combustible dejado en el lugar por sujetos no identificados.

Además de los ataques a las iglesias, miembros de "Andha Chile", movimiento que agrupa a deudores habitacionales, protestaron en la Nunciatura Apostólica, en el sector de Providencia, donde el papa Francisco se alojará mientras esté en Santiago durante su visita a Chile, que se extenderá del 15 al 18 de enero.

El problema no es la fe, sino los millones que gastan", afirmó la líder de la agrupación, Roxana Miranda, excandidata a la presidencia de Chile en 2013.

Los autores de los ataques a los templos dejaron panfletos con consignas políticas contra la visita de Francisco, que entre el lunes 15 y el jueves 18 de enero visitará Santiago y las ciudades de Temuco (sur) e Iquique (norte), donde encabezará misas masivas.

En Estación Central, fue afectada la parroquia Santa Isabel de Hungría, donde desconocidos lanzaron en la entrada un paño impregnado con combustible y luego le aplicaron fuego, provocando un incendio que fue controlado por Bomberos.

"Libertad a todos los presos políticos del mundo, Wallmapu (territorio mapuche) libre, autonomía y resistencia. Papa Francisco las próximas bombas serán en tu sotana", decían los panfletos dejados en el lugar.

Fernando Ibáñez, un sacerdote que vive en esa parroquia, dijo a radio Cooperativa que un par de horas antes unos individuos jóvenes pasaron frente a la iglesia lanzando improperios, pero no pensó que ocurriría un ataque de este tipo."Escuché ladrar al perro y desde mi ventana vi el resplandor de una llama; me levanté y avisé al párroco del lugar, el padre Cristian, los vecinos gritaban, nos llamaban y a lo único que atiné fue a sacar la manguera y comenzar a apagar el fuego", agregó.

En Recoleta, el ataque afectó a la capilla Emanuel, donde pasadas las 3 de la madrugada lanzaron una bomba que al explotar arrancó de cuajo la puerta y rompió algunas ventanas. "A raíz del hecho resultaron con daños unos vidrios y la puerta principal de la iglesia, y se encontraron elementos que fueron rotulados para ser enviados a la Fiscalía", dijo el capitán de Carabineros Eduardo Grandón.

En Peñalolén, un ataque similar afectó a la capilla Cristo Vencedor, donde desconocidos hicieron explotar una bomba que causó escasos daños. La policía encontró en ese lugar un extintor y un envase plástico que están siendo sometidos a peritajes, aunque en este caso no se hallaron panfletos.

En el santuario Cristo Pobre, situado cerca de la estación Quinta Normal del Metro, la policía neutralizó un bidón cargado de combustible que desconocidos dejaron en la entrada, en un operativo que incluyó el desvío del tráfico de vehículos y peatones por el lugar. En la pared, junto a la entrada, los autores escribieron "por el papa 10 mil millones y los pobres nos morimos en las poblaciones".

El quinto ataque a un templo católico ocurrió también en el municipio suroeste de Estación Central. La bomba casera -que no detonó- fue instalada en la iglesia Jesús Maestro. Carabineros Carabineros informó que se encontró un bidón con acelerante, además de panfletos en rechazo a la visita de Jorge Bergoglio.

 


Gastos por la visita
 

El presupuesto para la visita del Papa a Chile, según el sitio web de la organización oficial, es de 4.000 millones de pesos (unos 6 millones de dólares), mientras se ha dicho extraoficialmente que el Estado gastará otros 11 millones de dólares en seguridad, transporte y logística.

 

Bachelet garantiza toda la seguridad

 

La presidenta Michelle Bachelet consideró "muy extraños", los ataques, durante una entrevista con radio Oasis.

"Sabemos que siempre habrá un grupo que otro, pero esto es muy extraño, porque no es algo que uno pueda identificar como un grupo específico, se llamaban algo así como "por los cuerpos libres"" señaló. Más tarde, tras una reunión de coordinación sobre la visita papal en La Moneda, Bachelet declaró que el deber del Estado es garantizar la seguridad del Papa y la tranquilidad a los habitantes de las ciudades que visitará el pontífice. Explicó que en la cita se revisaron las medidas para garantizar las condiciones de seguridad, orden público y sanitario en las ciudades en las que el papa encabezará eventos masivos.