Entre ambulancias. Efectivos policiales, bomberos y ambulancias en la zona de la explosión, cerca de la estación de Parsons Green de la línea Disctrict Line.

 

Veintinueve personas resultaron heridas ayer al explotar una bomba en un vagón del subte de Londres (capital de Gran Bretaña), que las autoridades calificaron como un "ataque terrorista", reivindicado por el grupo islamista radical Estado Islámico (EI).

El ataque se produjo poco después de las 8.15 hora local (12.15 hora argentina), en plena hora pico del transporte, cerca de la estación de Parsons Green de la línea Disctrict Line, en Wimbledon, suroeste de Londres.

El Servicio Nacional de Salud (NHS) y el Servicio de Ambulancias de Londres informaron que los 29 heridos fueron internados en distintos hospitales, la mayoría de ellos con quemaduras en la cara, brazos y piernas y ninguno con heridas que pongan en riesgo la vida.

Investigadores están buscando a la persona que llevó el dispositivo. El incidente es el quinto ataque terrorista en el Reino Unido de Gran Bretaña este año, después de los de Westminster, London Bridge, Manchester y Finsbury Park. Según un comunicado difundido por la agencia de noticias Amaq, vinculada al EI, el ataque fue obra de un "destacamento" del grupo yihadista. Asimismo, sostuvo que la explosión hirió a "29 cruzados" y amenazó al Reino Unido con que el "próximo" ataque que "va a ser peor".

La primera ministra británica, Theresa May, anunció ayer que se elevó a "crítico" el nivel de alerta terrorista, el más alto. Afirmó que la bomba, la cual, según la policía, explotó parcialmente y era de fabricación casera, "tenía como objetivo causar un gran daño". En el lugar, todos los comercios fueron cerrados por orden de la policía. Parsons Green es un barrio residencial del suroeste de Londres, que se destaca por su tranquilidad y el buen pasar económico de sus habitantes. En mayo pasado, 22 personas murieron en un atentado suicida en Manchester al término de un recital de Ariana Grande. Ese ataque, reivindicado por el EI, fue el más letal desde los atentados de la red Al Qaeda de 2005 contra la red de subtes y un colectivo en Londres, que dejaron 56 muertos. Agencias

 

‘Envuelto en llamas’

 

Imágenes del lugar del incidente mostraron un cubo blanco sobre el suelo de un vagón, con una bolsa para congelados de supermercado en su interior y lo que parecían cables saliendo de la parte superior.


‘Yo estaba en el segundo vagón desde atrás. Escuché una especie de zumbido. Levanté la vista y vi el vagón entero envuelto en llamas que venía hacia mí‘, dijo Ola Fayankinnu. ‘Había teléfonos, gorros, bolsos por todas partes y cuando miré hacia atrás vi una bolsa en llamas‘, agregó.


En los exteriores de la estación, una mujer estaba sentada en la calle con una venda en una pierna mientras policías patrullaban. Un testigo dijo que vio a una mujer siendo trasladada en una camilla con las piernas cubiertas por una manta.