Pega y suma. El opuesto anoche de UPCN, Sebastián Alvarez, supera el doble bloqueo rival de Gigantes compuesto por Rodrigo Aschemacher y Juan Virrauel. El zurdo reemplazó a Nikolay Uchikov, quien se sumará al plantel la próxima semana.

El parate habitual de la Liga Argentina A1 de vóleibol no afectó en nada el andar de UCPN Voley. El actual hexacampeón del certamen nacional volvió anoche a sumar una victoria, en el reinicio de este 2017: fue la novena consecutiva merced al 3-0 sobre Gigantes del Sur, en el renovado Aldo Cantoni que contó con cerca de 500 espectadores. De esta forma y debido a los resultados que también se dieron el jueves, los Cóndores no le pierden pisada al único líder, Bolívar, separado apenas por un punto. El otro que está en la conversación importante es Lomas, que también suma como los sanjuaninos 29 unidades.


Para UPCN ahora vendrá un mini descanso a nivel partidos oficiales pues recién volverá a jugar el 26 de enero ante Alianza Jesús María, también en el cubierto del Parque de Mayo.


En la noche del reencuentro con la Liga, UPCN no contó con su ’as’ como es el opuesto, Nikolay Uchikov. El gigante búlgaro tuvo algunos días más de descanso para terminar de recuperarse de la lesión en la espalda que lo afectó en el cierre del año pasado. Se sumará al grupo la próxima semana, cuando se aproveche el parate y realicen una mini pretemporada.


UPCN tuvo la virtud de sacar adelante sin mayores inconvenientes un partido que a priori lo tenía como amplio favorito. Con Gustavao muy sólido en el centro de la cancha, le generó muchos problemas a su rival. La actuación del opuesto de ayer, Sebastián Alvarez, fue más que productiva con sus remates de zurda fue una pieza clave en la ofensiva del equipo. Luego de cerrar el primer set 25-20, en el segundo algunas distracciones posibilitaron que la visita, con el sanjuanino Alejandro Toro como estandarte, pudiera ponerse arriba en el score. Incluso, contó con un par de set balls, aunque al no cerrarlo, UPCN tuvo su chance y lo liquidó por 30-28.


El tercero fue el más desparejo, con Gigantes ya caído desde lo anímico y los Cóndores que se encaminaron derecho a otra alegría con el 25-18 decisivo.