Impecable, así lució el japonés Kei Nishikori, actualmente el número cinco del ranking mundial, y no le dio tiempo ni espacio para la reacción al argentino Berlocq. Nishikori se medirá hoy ante el ucraniano Dolgoporov en la final.



Buenos Aires, DyN
El japonés Kei Nishikori, quinto en el ranking mundial, avanzó a la final del Abierto de Argentina de tenis al vencer al argentino Carlos Berlocq (77) por 4-6, 6-4 y 6-3 al cabo de casi tres horas de tenis de altísimo nivel.


El asiático, primer preclasificado del certamen, enfrentará hoy en el encuentro decisivo al ucraniano Alexandr Dolgopolov (66), quien en el primer turno se deshizo del español Pablo Carreño Busta (25). El encuentro decisivo está pautado para las 14. Previamente, desde las 12, se jugará la final de dobles, entre los colombianos Roberto Farah y Juan Sebastián Cabal ante y el español David Marrero y el mexicano Santiago González.

 

Desde el corazón, esa seña hace “Charly” Berlocq al público argentino que lo despide con una ovación pese a la derrota ante Nishikori.


Equilibrado resultó el primer set entre Nishikori y Berlocq en el que ambos mantuvieron su saque hasta el 4-4. Fue entonces que el local aprovechó y quebró el servicio de su adversario tras una doble falta del japonés.


Con el partido 5-4, Berlocq salió decidido a buscar el set con su saque, pero le ganó la ansiedad y se apresuró en querer definir los primeros puntos del game, quedando 15-40.


Pero el Gladiador sacó a relucir su garra, levantó cuatro breaks points y finalmente se llevó el primer parcial por 6-4 tras 58 minutos intensos.


Nishikori reaccionó rápidamente. Quebró en el segundo game del segundo set y respondió a tiempo cuando sacaba 3-1 y 0-40 para ponerse 4-1.


Pero no pudo frenar el ímpetu de Berlocq que conservó su saque y enseguida recuperó el quiebre para ponerse 3-4 con su servicio.


En los dos games siguientes ambos mantuvieron su saque, pero en el décimo juego del parcial Berlocq no pudo sostener el ataque del japonés y cedió el set tras batallar durante casi una hora.
El argentino asimiló rápidamente el golpe y enseguida volvió a ponerse en partido, quebrando el saque de un estático Nishikori para pasar al frente 2-1 en el set decisivo.


Sin embargo, Nishikori no le dio tiempo para celebrar y enseguida equilibró la situación. El partido estaba para cualquiera de los dos, que, pese al cansancio, seguían jugando puntos impresionantes.


Pero enseguida quebró el japonés Nishikori para ponerse 4-2 y desde entonces dominó a su oponente para llevarse un partido durísimo que tuvo dos horas y 40 minutos de juego intenso y de excelente nivel.


“Un duro rival”

El japonés Kei Nishikori admitió que el argentino Carlos Berlocq “fue un rival duro desde el principio hasta el final. Se trata de un tenista típico de polvo de ladrillo, jugaba pelotas altas y muchos drops, pero pude salir adelante en el tercer set”, reveló.


“Sentí bastante el calor, tuve un desgaste físico importante porque fue un encuentro de peloteos largos y muy intenso, aunque terminé bien”, comentó.


Nishikori jugará la final ante Dolgopolov. “Será un partido totalmente distinto. Dolgopolov tiene un juego engañoso, agresivo y con muy buenos toques”, anticipó.