Héroes. Perisic y Mandzukic encabezan la fila del delirio croata en Moscú. Era realidad el triunfo sobre Inglaterra y Croacia definirá contra Francia, justamente los dos verdugos argentinos en Rusia.

 


Consuelo argentino: perdimos con el campeón. La selección de fútbol de Croacia alcanzó su primera final de un Mundial tras vencer 2-1 a Inglaterra con un gol de Mario Mandzukic en el alargue. Una prueba del enorme corazón que los mueve, de esa rara especie que hace posible lo imposible. Los croatas remontaron una temprana desventaja para alcanzar la final, donde enfrentarán a Francia. Y claro, en la mirada de Argentina, tal vez el consuelo sea que perdimos contra el campeón, sea el que sea. Consuelo de tontos, pero consuelo al fin.


Croacia, la selección con peor ranking FIFA, jugará su primera final con apenas 27 años de historia desde su fundación en 1991. Y lo hará gracias a ese enorme corazón que tal vez se forjó en todas sus adversidades. Pueblo castigado por la guerra civil, muertes, historias tremendas como las del mismo Luka Modric, su gran figura, que vio morir fusilado a su abuelo cuando apenas tenía 10 años. Croacia mostró que sabe levantarse de las adversidades y ante Inglaterra sacó pecho después de un comienzo devastador por ese golazo de Trippier cuando apenas iban 5" de juego. Fue un mazazo y los croatas recién se pudieron sacudir en el complemento. Antes, estuvieron al borde del adiós. Pero en el complemento, este Croacia que tiene un promedio de 29 años por encima de los 24 que tenía el plantel inglés, fue al frente. Se bancó la juventud de Inglaterra pero cuando tuvo que sacar a relucir su hombría, no dudó. Manzukic definió en el suplementario para meter a Croacia en su primera final.

 

 

El mejor

 

Ivan Perisic

El delantero del Inter fue elegido como el mejor jugador de la segunda semifinal. Convirtió el gol del empate y estrelló además un remate en el palo.

 

"Duele mucho y dolerá por mucho tiempo. Los detalles definen"
HARRY KANE 

Capitán Inglaterra

 

La palabra del héroe Mandzukic   

 

 

"Esto es un milagro. Sólo los grandes equipos pueden ser tan valientes como nosotros y recuperarse de una desventaja ante un equipo como Inglaterra", dijo el goleador Mario Mandzukic.

"Hemos jugado con todo el corazón durante todo el torneo. Estoy contento con mis actuaciones hasta el momento, pero estoy aquí para el equipo. Jugamos como leones esta noche y será igual en la final", agregó.

Por su parte Dalic, quien fue designado como DT en octubre tres días antes de su último partido en la eliminatoria ante Ucrania, dijo que su equipo todavía tiene más para dar.

"Estamos merecidamente en la final", sostuvo Dalic.

"Lo que hicieron los muchachos esta noche fue maravilloso, han hecho historia. No hemos dado todo, todavía queda un juego más. Si Dios quiere, seremos campeones del mundo", afirmó el entrenador.