Caravana mágica. Un colectivo descapotable les permitió a los jugadores y cuerpo técnico de River tener su merecida vuelta olímpica en un estadio Monumental repleto de fanáticos. Una gran emoción para el campeón de América en su retorno al país.

El pueblo riverplatense le brindó ayer una recepción imborrable al técnico Marcelo Gallardo y sus jugadores, que regresaron al país empapados de la gloria eterna que significó la conquista de la cuarta Copa Libertadores en la historia del club después de vencer a Boca en una histórica final.

Desde el aterrizaje en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza a las 16.58, la delegación "millonaria" experimentó un torbellino de emociones por las innumerables muestras de gratitud de los fanáticos, que acompañaron al micro en su trayecto a un Monumental repleto y preparado desde temprano para la fiesta.

El estadio abrió sus puertas a las 16 cuando los campeones todavía volaban desde los Emiratos Árabes, donde River obtuvo el tercer puesto del Mundial de Clubes de la FIFA, al que se clasificó por su inolvidable coronación en Madrid.

La delegación de River salió del aeropuerto por pista en dos micros ploteados, que tardaron una hora y media en llegar a la cancha debido a la enorme cantidad de simpatizantes que fueron a saludar su paso.

En el estadio, los conductores de la fiesta, el ex arquero de River Sergio Goycoechea y la periodista Alina Moine, anunciaron el ingreso de los campeones por una alfombra roja.

Gallardo fue por lejos el más ovacionado; un escalón por debajo el "Pity" Gonzalo Martínez, que aprovechó para despedirse de los hinchas antes de sumarse al Atlanta United de Estados Unidos y también hubo grandes reconocimientos para Rodrigo Mora, Enzo Pérez, Lucas Pratto, Jonatan Maidana y Leonardo Ponzio.

Gallardo tomó la palabra y le dio un mensaje a los hinchas: "Buenas noches a todos, gracias por estar acá, por sostenernos, por aguantarnos, por alentarnos y por el amor recibido en todos estos años".

"Hace tres años, cuando ganamos la Libertadores de 2015, parecía mentira pero fue un sueño hecho realidad. Me acuerdo que en un momento dije que íbamos por más y no solamente fuimos por más sino que ganamos la final más soñada del mundo, que no vamos a olvidar jamás y quedará eterna para siempre en nuestros corazones", completó el "Muñeco".

La Banda del campeón. Miles de hinchas de River fueron a la Avenida Ricchieri a recibir al colectivo que traía a los reyes de América hasta el estadio Monumental. Debido a la multitud, el traslado se demoró casi 90 minutos.
Carnaval total. La percusión fue un punto saliente en la celebración del título continental por parte del Millonario. Así, diversas murgas aportaron su colorido.
Revancha. Los fanáticos tuvieron su esperada ‘venganza’ ante los primos con el fantasma. En este caso el fantasma ‘G’, en referencia a Gallardo.
Bien arriba. Jonatan Maidana, Marcelo Gallardo y Leonardo Ponzio elevan la Copa Libertadores. Sin dudas, tres piezas clave de este nuevo logro.

Los ausentes

Tres jugadores clave del título para River no pudieron estar ayer en el Monumental junto a los hinchas. Ellos son Juanfer Quintero, Rafael Santos Borré y Franco Armani (foto).

Los dos colombianos decidieron viajar directamente hacia su país natal para pasar las Fiestas y disfrutar de las cortas vacaciones con su familia. El arquero, si bien es argentino, jugó en tierra cafetera y su mujer es de allí, por lo que también se tomó un avión con destino a Bogotá. Igualmente, tanto Quintero como Santos Borré podrían no regresar a jugar en la Banda en el 2019. Por el primero hay una gran oferta desde el fútbol asiático, mientras que por el delantero el club debe pagar más de cuatro millones de euros para comprar todo su pase al Atlético de Madrid.