Peligroso. Sebastián Palacios, delantero de Independiente, esquiva la marca del jugador ecuatoriano. En Avellaneda, el local obtuvo un buen resultado pensando en meterse en las semifinales.

Independiente ganó anoche ante Independiente Del Valle. de Ecuador. por 2 a 1, en un emotivo final por el partido de ida de cuartos de final de la Copa Sudamericana.

En el estadio Libertadores de América, los goles fueron señalados en el segundo tiempo por Jhon Sánchez (15m) para los ecuatorianos y por Silvio Romero los dos del vencedor, el primero de penal (28 y 45m, respectivamente).

Con todo. Nicolás Domingo se lanza al suelo buscando quitarle el balón a un adversario. El Rojo llegará descansado a la revancha del martes en la altura de Quito.
 


El comienzo resultó promisorio para Independiente, que llevó a la práctica lo que predica su director técnico Sebastián Beccacece: posesión de la pelota, juego intenso y presión alta.

De este modo, llegó en forma reiterada con peligro hacia la valla adversaria, con dos intervenciones magistrales del arquero Jorge Pinos ante sendos remates rasantes de Sebastián Palacios (5 min) y de Francisco Pizzini (15 min).

Y cuando a Independiente le llegó la hora del gol convertido por Cristian Chávez (26 min), el árbitro peruano Diego Haro lo anuló por el VAR (ver aparte). Los ecuatorianos, que se habían mantenido replegados y cautelosos, poblando en demasía el medio campo, en los últimos minutos le provocaron algunos sofocones a la defensa local.

A lo desdibujado que terminó el "Diablo " el primer tiempo le sumó la salida de Pablo Hernández, por una molestia en la rodilla derecha.

Los dirigidos por Beccacece quedaron desarticulados e impacientes en el segundo período, máxime cuando Independiente del Valle se puso en ventaja por una falla de Martín Benítez en la salida desde el fondo que le "obsequió" la pelota a Sánchez, que aprovechó el regalo para vencer a Martín Campaña (15 min).

Por esas cosas del fútbol, cuando mejor afirmado estaban los de Ecuador y peor jugaba el equipo argentino pudo igualar por el penal que ejecutó Romero tras la falta que le cometió Fernando León (28 min). Con ello apareció la mística del "rojo", que con empuje y fervor en emotivo final encontró el triunfo con un cabezazo de Romero.

El partido revancha para cerrar esta llave de cuartos de final se jugará el próximo martes 13 a las 21.30, en el estadio Olímpico Atahualpa, de Quito, Ecuador, donde justamente el "rojo" perdió la semana pasada por 3-2 frente a Universidad Católica, de Ecuador, aunque igual pasó.

"Una buena noche"

Silvio Romero, tantas veces marcado por su flojo rendimiento, fue anoche la figura de Independiente y mediante sus tantos le dio la victoria al equipo. "Fue una buena noche a nivel personal, y también en lo colectivo. Era importante el triunfo, aunque que nos hayan convertido es un dato malo para nosotros de cara a la revancha", sostuvo y agregó "se hizo un buen partido en líneas generales. Sabíamos que ellos eran un rival que maneja bien los tiempos y el pase entre sus líneas, y por distintos pasajes de partido los pudimos contener. Son duros, pero Independiente tiene lo suyo como para soñar con lo que viene".

Pensando en la revancha, el delantero afirmó que "va a ser duro, como acá en nuestro estadio. Lo importante es que nosotros con empatar pasamos y la obligación es ahora de ellos".

BUENA DECISIÓN

El VAR lo privó de un alarido

En el primer tiempo, la alegría le duró poco a Independiente tras el remate de Chávez que terminó dentro del arco ecuatoriano. Porque al instante, el árbitro Diego Haro fue llamado por el VAR y éste fue a constatar con la tecnología a un costado del campo de juego. Así, la gente, que en la previa había insultado a la Conmebol, pasó de la euforia a la tensión. Y la bronca desmedida, con algunos proyectiles que le arrojaron al árbitro peruano.

¿Qué decidió el juez? En medio de la calentura de los hinchas, que fueron frenados por el pedido de Martín Campaña, Haro (imagen) decidió no convalidar el gol por offside de Pablo Hernández, al entender que le obstaculizaba la vista al arquero visitante tras el remate de Chávez. Fino pero legítimo. Otra historia del VAR con Independiente y van...