El arquero Agustín Rossi pegó el gran salto de su carrera y se convirtió en el nuevo jugador de Boca Juniors. Se encuentra en su mejor momento en el aspecto profesional y tiene un gran futuro por delante, pero esconde un pasado oscuro: su ex pareja lo denunció por violencia de género.

 

 

La joven Barbi Segovia publicó un escrito en su cuenta en Facebook en octubre donde cuenta el calvario que vivió. Además, subió chats de WhatsApp en donde supuestamente habla con el flamante refuerzo de Boca, quien admite haberle pegado. También hay imágenes suyas con lesiones en su brazo y rostro que, según su testimonio, fueron producto de los golpes del deportista. "Tengo miedo de la Justicia que tiene este país, porque al haber hecho la denuncia en la comisaría de City Bell (La Plata), me respondieron: "Vos sabés que esto es difícil porque es jugador de acá".

 

"Tengo vergüenza y miedo. Tengo vergüenza de mi mamá, que me enseñó siempre lo que es el respeto, el buen trato que me educó para nunca permitir algo así (y le fallé). Tengo vergüenza de mis hermanas que llorar cuando él mismo en la cara les contó cada vez que me había levantado la mano, y se sientieron culpables por no haberse dado cuenta (la culpa la tuve yo)", escribió la ex pareja del arquero, en un crudo relato sobre lo que le sucedió.

Y agregó: "Tengo miedo de mis sobrinas, que piensen que esto está bien, que es un ejemplo, que copien mi historia; miedo de que les pase alguna vez algo y no tendría palabras para describir el dolor que se siente; miedo de que alguna vez les pase algo parecido a alguien querido".

 

En ese sentido, aseguró que ya le puso un punto final al sufrimiento: "Termino esta historia acá. Sintiéndome descargada por no callarme más. Por no ocultarlo más. Por no ayudarlo más. Pongo fin #NiUnaMenos #NosQueremosVivas".

 

Las capturas de pantalla de los chats que supuestamente mantuvo con su ex pareja muestran el nivel de violencia con el que se manejaba. Y admitió su culpabilidad. "Te das cuentas, metés cosas que me pasaron a mí hace cinco años para intentar ocultar todas las veces que me pegaste vos a mí, ¡y eso no lo va a tapar nada!", le dijo Segovia. "Yo admito que te pegué, admití vos que siempre empezaste vos poniéndote nerviosa. Pero esas cosas de cinco años son parte de su vida y no estás bien, aceptalo", le respondió el futbolista.