Ídola. La ‘Peque’ se sacó selfies y fotos con todos los judocas que asistieron a su charla. ‘Nuestra intención es que ellos practiquen algunos lances con nosotros, que sepan que si trabajan duro y con convicción podrán lograr lo que se propongan’, comentó la campeona olímpica.


Ni bien pisó el hotel donde se alojó, Paula Pareto, preguntó donde estaba el gimnasio porque debía entrenar. La tarea física desdoblada en dos turnos y cumplida con conducta espartana, es la ‘base’ de todo logro, comentó quien el pasado mes de agosto le regaló a los argentinos la medalla de oro olímpica en la categoría hasta 48 kilogramos. ‘La idea es no quedarse en el pasado, si bien mis triunfos los disfruté y disfruto, la base de toda victoria es la preparación física y mental porque vienen nuevas competencias y en cualquier torneo que participe, sea nacional o internacional, debo presentarme en mi máximo nivel porque hay una rival nueva que vencer’, explicó minutos después de la conferencia de presentación que compartió con otros invitados ilustres a la Fiesta del Sol acompañada por las autoridades de la secretaría de Deportes y de la Federación Sanjuanina de Judo.


Quien es la primera mujer argentina en ganar una medalla de oro y la primera deportista argentina en ganar dos medallas olímpicas (hay que sumar el bronce de Pekín 2008) dio su opinión sobre la merma de judocas en las categorías juveniles. ‘Me parece que es un momento de la vida en la que a muchos se les complica coordinar los estudios con el deporte, se plantean o estudio o entreno, creo que el hecho de haber terminado mi carrera de medicina y haber seguido con mi deporte es el mejor mensaje que puede transmitirles. Es un esfuerzo extra al que hace el común de la gente, pero si uno quiere, estudio y deporte no son incompatibles’, afirmó.


Consultada sobre como plantea su campaña de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, Paula contó que nunca fue de plantearse metas muy lejanas. ‘Por ahora pienso en el próximo torneo, pensar a tres años es algo que nunca hice. Después de mi primer experiencia olímpica que fue buena porque gané el bronce, dije que me retiraría, después vino Londres 2012 y llegué a Río. Por ahora pienso en los torneos de este año y después veremos como se van dando las cosas, si logro los puntos para participar en otros juegos, bienvenidos sean y sino no hay problema. Siempre me dio resultado ir planteandome metas cercanas’, confió.


Habiendo conseguido todos los títulos posibles dentro de su disciplina y con 31 años de edad, Paula explicó que la vigencia de un judoca en el alto rendimiento puede darse hasta los 35 años. ‘El tema de la edad es según el país, hay judocas japoneses que con 25 años se están retirando, pero hay campeones olímpicos y mundiales de 34 y 35 años. El tema de dar el peso de la categoría es lo que mas desgasta al judoca y por fortuna yo no tengo ese problema’, concluyó.

 

Practicar un deporte y estudiar depende mucho de uno. Es un gran esfuerzo, pero se puede.
Paula Pareto - Campeona olímpica y mundial.

Los olímpicos dictaron cátedra


La presentación de los deportistas visitantes, quienes se quedarán hasta el final de la Fiesta Nacional del Sol, se realizó ayer, por la mañana, en dependencias de la Secretaria de Deportes. Con Paula Pareto, también estuvieron el ex taekwondista, Sebastián Crismanich (medalla de oro en Londres 2012) y los hockistas Noel Barrionuevo (campeona mundial con las Leonas en 2010 ) y Matías Paredes (capitán de Los Leones, campeones olímpicos 2016 en Río de Janeiro).


Los cuatro deportistas estuvieron junto a Jorge Chica, secretario de Deporte y Alberto Naveda (subsecretario), el presidente de la Federación Sanjuanina de Judo, Luis Meritello, y el referente del taekwondo en San Juan, Maximiliano Jaime, en una conferencia de prensa.


En horas de la tarde, Pareto y Crismanich compartieron sus vivencias con los deportistas sanjuaninos convocados al tatami colocado en el estadio Aldo Cantoni.