Colmado. El estadio de Boca tuvo todas sus entradas vendidas. Sin dudas, Lionel Messi fue el más reconocido por los hinchas.

 

La Bombonera no desaprovechó la oportunidad de ser el escenario para despedida de la Selección en busca de otro sueño mundialista. Haciendo honor al culto que se rinde como cancha calurosa, se brindó por cada jugador de la Albiceleste.

Acostumbrado a que el espacio fuera la casa del rival de siempre, organizaron toda la pompa para una fiesta calurosa.

Por eso nadie se quedó afuera del afecto y cariño que alimentan la esperanza. Ni los jugadores actuales ni las exfiguras, porque en la previa fueron homenajeados los campeones del mundo de 1986 y 1978.

Ya desde temprano cuando las pantallas mostraban la llegada del micro oficial de la Selección fue el primer estallido de bienvenida. A eso le siguió el aliento que bajó cuando salieron a calentar los tres arqueros: Caballero, Armani y Guzmán.

El termómetro fue creciendo cuando por los altoparlantes se comenzó a anunciar los nombres de los dorsales titulares. Y ahí no hubo distinción de orígenes ni colores, si bien el público de la Selección es distinto, siempre pesa la hinchada local que está presente en cada estadio. Ahí, el primer gran ovacionado fue Mascherano, después muchos aplausos para Higuaín, y el estruendo esperado cuando anunciaron a dueño de la camiseta número 10.

 

Hasta la vuelta. La formación titular argentina que anoche estuvo en La Bombonera.
 


Luego se desplegó la gigantesca bandera albiceleste en el campo con el hastag "Vamos por más". Algo en lo que tuvo intervención la barrabrava de Boca al "autorizar" ese trapo en la cancha del club.

Tras el mencionado recuerdo con entrega de plaqueta para los campeones mundiales fue el ingreso de la selección. Bombas de estruendo, papelitos, bengalas por parte de los hinchas y fuegos artificiales por parte de la organización, un punto a destacar a favor.

La entonación del Himno, cantado por Soledad, fue el otro momento donde se dejó en claro, una vez, que llegue como llegue, el público está "a morir" con el equipo a la hora de alentar por alcanzar "el sueño de todos", tal como lo dijo Messi apenas consumada la goleada.

 

 

Argentina

Wilfredo Caballero: 5

Tuvo una salida innecesaria y a destiempo, literalmente no tuvo trabajo.

Nicolás Otamendi: 6

Firme en la marca y con buenos pases verticales desde el fondo, no paso sobresaltos

Federico Fazio: 6

Suplió bien los tibios ataques del rival por su zona, que fue por donde más intentaron.

Nicolás Tagliafico: 6

Por su sector fue donde llevó algo de peligro Haití pero se proyectó muy bien.

Eduardo Salvio: 6

Desbordó por la derecha pero falló en el toque final para el centro o el pase preciso.

Javier Mascherano: 6

Como es habitual se mostró como salida siempre y relevó bien en defensa.

Giovani Lo Celso: 7

Se asoció bien con Mascherano y se mostró muy activo, tanto que le cometieron el penal.

Manuel Lanzini: 5

Tardo en asociarse y se lo vio muy estático, igual se le vieron algunos de sus pincelazos.

Ángel Di María: 5

Tuvo un par de tiro para coronar jugadas, siempre le costó volver para marcar.

Lionel Messi: 9

Otro triplete más en la selección, tuvo los arranques y lujos de siempre para crear situaciones de riesgo.

Gonzalo Higuaín: 6

Siempre se las ingenió para sacar el remate, estando cerca de poder convertir. Supo entrar y salir bien del área.