Si bien River ya se encuentra en Chile a la espera de su partido de este miércoles ante Palestino por la Copa Libertadores, una insólita amenaza pone en duda el encuentro.

Es que como el conjunto chileno tiene un estadio muy pequeño, en la Copa Libertadores juega como local en el el Monumental de Colo-Colo. Y los hinchas de este equipo no quieren que sus habituales lugares en la tribuna sean ocupados por los 5 mil hinchas de River que adquirieron entradas a US$ 20 dólares.

A través de un comunicado, la Garra Blanca, como se la conoce a la barra de Colo-Colo, sostuvo: "No aceptaremos que cualquier barra entre a nuestro sector. Exigimos la reubicación de sector a los hinchas de River (lo ponen con B larga) Plate al sector donde tradicionalmente su ubica la visita. Recordemos que el local es Palestino".

Y agrega: "De no ser efectiva la reubicación tomaremos medidas que pueden llegar a ocasionar la suspensión del partido. Tenemos los métodos y la fuerza necesaria para lograrlo".

A falta de dos jornadas para la finalización de la fase de Grupos, el conjunto dirigido por Marcelo Gallardo marcha segundo con 6 puntos, cuatro menos que el líder Internacional de Brasil (10). Palestino, en tanto, tiene 4, mientras que Alianza Lima aparece último con apenas uno.

Los tres puntos le darán la clasificación a los de Núñez, mientras que un empate lo obligará a tener que definir el pase a octavos ante Inter, equipo al que recibirá el 7 de mayo, en la última jornada del grupo (dependerá de sí mismo para lograr el objetivo). En tanto, una derrota lo complicaría, ya que en ese caso también debería estar pendiente de lo que ocurra entre Palestino y Alianza Lima, en Perú.