El capitán. Luis Alessi levanta la Copa Intercontinental, en un momento histórico para el hockey sanjuanino. Aquel equipo de la UVT era implacable.

 

Pasan los años y cada vez gana más fuerza la hazaña de la UVT, que sigue siendo el único club sanjuanino en haber ganado la Copa Intercontinental de hockey sobre patines, allá por 1985. En España se presentó ayer una nueva edición del torneo que enfrenta a los mejores de Europa y Sudamérica, en la que jugará Concepción y comenzará el 15 de diciembre; y en ese contexto aparece el recuerdo de la conquista Comunitaria hace 32 años. Aquella Intercontinental se jugó en San Juan y UVT superó en dos partidos al Barcelona de España.

La Intercontinental sólo se disputó una vez en San Juan, fue aquella vez de 1985.

La Copa, organizada por la Federación Internacional de Patinaje (FIRS), se juega con intermitencias desde 1983. En sus ediciones, 12 fueron ganadas por equipos españoles (entre Barcelona y Liceo se reparten 10 títulos), dos por clubes portuguesas, uno por un italiano y el restante por los sanjuaninos.

En 1983 se jugó el torneo en Sertaozinho, Brasil, pero con la idea de ser un Mundial de Clubes que mutó luego a la Intercontinental. La que ganó UVT se hizo en 1985 y se jugó a dos partidos, ida y revancha en el estadio Aldo Cantoni entre el 23 y 25 de agosto. Y en los dos encuentros ganaron los sanjuaninos, por 5 a 3 y por 5 a 4. En caso de un empate en el segundo juego, hubiesen ido a alargue y penales, pero la contundencia del equipo dirigido entonces por Miguel Gómez, que venía de ser campeón mundial con la selección argentina en Novara, el año anterior, impidió esa definición.

 

Los campeones. Este es el único equipo sanjuanino que alcanzó la gloria en la Intercontinental. A lo largo de los años hubo varios finalistas locales, pero no pudieron repetir lo de la UVT en los "80.

 

La competencia despertó una gran expectativa en la provincia, al punto que fue declarada de interés provincial y hasta suspendieron una carrera de ciclismo pista que se hacía en el velódromo.

La UVT tenía un equipazo, que ya por entonces ganaba casi todo lo que jugaba y que contaba, además del DT, con tres jugadores campeones del mundo en 1984. Su posibilidad de jugar la Intercontinental surgió tras dar la vuelta olímpica en el Campeonato Sudamericano, mientras que el Barcelona había sido campeón europeo.

El equipo titular trinitense estaba conformado por Oscar Hidalgo, Sergio Estrada, Luis Alessi (quien era el capitán de la escuadra), Mario Agüero y Pablo Cairo. En el banco estaban nada menos que Alejandro Rodríguez, Antonio Pósito, Gustavo Gagliardi, Alberto Lombino y José Luis Alba.

Los españoles contaban con figuras de la talla de Jorge Vila Puig o los hermanos Enrique y Juan Torner, entre otros.

 

Gol. Pablo Cairo se prepara para anotar uno de los goles que UVT marcó para derrotar 5-4 a Barcelona en el segundo partido, el que le dio el título. El piso del Cantoni aún era de mosaicos.

 

En el primer juego, los goles sanjuaninos fueron anotados por Cairo (2), Agüero (2) y Alessi. Y en el segundo, con Barcelona más afilado, UVT se impuso con anotaciones de Alessi (2), Cairo (2) y Agüero.


Fue una gran serie de la UVT, que por entonces no tomaron dimensión de lo conseguido y que año a año toma más importancia ante la imposibilidad de un nuevo festejo sanjuanino.


 

"No caímos en la cuenta del logro"

 

Por: Técnico de UVT

 

"Con el paso de los años creo que esa conquista de 1985 cobra más valor, aunque por entonces nosotros no caímos en la cuenta del logro. Igual, creo que la historia sería diferente si cualquier equipo sanjuanino fuera local, porque la Intercontinental se hace en Europa y en el final de temporada de ellos, cuando están a pleno. La UVT campeón Intercontinental era un equipazo, que tenía hambre de ganar y que logró imponerse a grandes jugadores del Barcelona. Recuerdo buen marco de público, mucha prensa y que jugamos dos partidos increíbles, en los que no le dimos chances al rival".