Desborde. Leonela Yúdica ataca a fondo a Carolina Alvarez mediante un cross de derecha tremendo. La sanjuanina apeló a su mejor técnica para quedarse con el combate, en un Aldo Cantoni que lució un marco imponente.



 

Amparada en su cross de izquierda y siendo inteligente a la hora de manejar los tiempos de la pelea, Leonela Yúdica defendió anoche con éxito por cuarta vez su corona mundial mosca de la FIB. Ante un Aldo Cantoni con 5.000 espectadores, que otra vez le demostraron todo su afecto (cuando ingresó con el tema ‘San Juan por mi sangre’ el ‘cubierto’ estalló), la boxeadora sanjuanina sacó adelante un nueva defensa de su cetro, en este caso ante una muy limitada rival como la venezolana Carolina Alvarez. Los jurados la vieron ganar a la anfitriona en las tarjetas más claro de lo que se observó sobre el ring: dos jueces marcaron 99-90 y el restante 98-91; DIARIO DE CUYO la observó triunfadora también de forma clara aunque por menos diferencia: 98-93.


Yúdica tuvo un rendimiento, como es habitual en sus presentaciones, de menor a mayor. Arrancó estudiando a su rival y dándose cuenta que su pegada difícilmente le hiciera gran daño. Por eso, se soltó desde el segundo asalto y generó las primeras diferencias con su cross de izquierda. La ‘Fiera’, tras cada cruce a fondo, salió mal parada. El mayor desborde para la Princesita se dio en el sexto asalto, cuando justamente tras un feroz intercambio de golpes, mandó a la lona con el cross a la visitante. Fue una caída de Alvarez más por estar mal parada que por la potencia de Yúdica que desde entonces marcó claras diferencias. Solo el empeño y el corazón de Alvarez (quedó con un récord de 13 ganadas, 8 perdidas, 4 empates y 1 sin decisión) sirvieron para darle un poco de emoción al combate en lo que restaba, pero su falta de fundamentos técnicos la dejaron en eso. Yúdica por momentos se equivocó en el camino y se prendió de manera innecesaria. Así lo entendió su rincón que le pidió que ‘levantara la guardia’ y ‘entrara y saliera’.

 

 

Su mayor tesoro. La Princesita besa el cinturón mosca de la FIB, que le pertenece desde hace tres años.


El final inexorable llegó con el triunfo de Yúdica (12do de su carrera profesional, que completa con 3 empates, sin ningún revés, aunque sin nocauts) y el aplauso de los sanjuaninos que la tienen bien arriba en sus preferencias. Habrá que esperar nuevos desafíos para Leonela, sabiendo que habitualmente en el boxeo las dificultades van en aumento. Ese será su mayor desafío a futuro.

 

Las Claves

 

Yúdica tiene en su cross de izquierda y en la traslación sobre el ring sus mayores atributos. Anoche, en su afán de ir por el nocaut, quedó muchas veces expuesta a peligrosas contras, algo que deberá corregir.

Alvarez demostró que pese a su gran experiencia en el campo rentado, es una boxeadora que transita sus últimos combates.
Se la notó fuera de distancia y nunca pudo acorralar a Yúdica como para marcar diferencias.

Leonela se siente cómoda peleando en el Cantoni y sabe manejar la presión de ser ‘local’. La chance de pelear en el extranjero sería un buen desafío para la actual campeona, que retuvo su corona las últimas tres veces peleando en San Juan.