Luego de la buena actuación en la temporada pasada en la que se adjudicó la Copa Argentina de Vóleibol, Obras San Juan Vóley tomó forma y se  armó con continuidades y refuerzos de cara a la actividad 2018/2019. El histórico elenco sanjuanino tendrá tres pilares fundamentales para lo que viene, de los cuales uno estará en el banco asumiendo la conducción y dos en cancha, marcando la presencia de referentes no sólo del equipo, sino nacidos en San Juan.

Una de las incorporaciones que hizo el club de calle 25 de Mayo es la del entrenador Juan Manuel Serramalera quien ocupará el lugar que dejó Rodolfo "Yeyo" Sánchez quien desde ahora será Director Deportivo del club.

“Hace tiempo tenía muchas ganas de volver dirigir en Argentina. Empecé mi carrera como entrenador en Suiza, tuve mis primeras experiencias allá cuando terminé de jugar y luego estuve unos años en Argentina”, expresó Serramalera quien se desempeña hasta septiembre como ayudante de Raúl Lozano en la selección de China.

El técnico hizo referencia al gusto de trabajar en Obras:  “La oportunidad de trabajar en Obras en Argentina, me encantó. Hace tiempo quería incluirme en el vóley argentino, es una liga súper competitiva y se juega un buen vóley. Trabajar en Obras es un orgullo, es el club con más historia en la actualidad de la Liga Nacional Argentina, el único que persistió por años y que hayan pensado en mí es un orgullo, sabiendo que en San Juan el vóley es muy popular y con su historia de haber sacado tanto jugadores para el vóley argentino”.

Pero si se hablaban de pilares, uno de los que estará dentro de la cancha es Rodrigo Quiroga, quien regresa nuevamente al club luego de jugar la Plusliga polaca con el Jastrzebski Wegiel. El punta receptor lo expresó con alegría.

"Las sensaciones son todas muy positivas. Vuelvo a Obras con mucho entusiasmo, creo que se formo un equipo competitivo para dar pelea, así que contento por estar un año en San Juan y jugando para mi club", contó quien supo ser capital de la Selección Nacional.

Mientras que el otro pilar es un joven pero experimentado a la vez, un jugador nacido en Obras que continuará defendiendo la camiseta sanjuanina: Matías Sánchez. El armador dijo que "las sensaciones son buenas, se armó un equipo competitivo así que todos juntos trataremos de hacer bien las cosas y apuntar a lo más alto que se pueda. El objetivo es mejorar la campaña del año pasado".

El tiempo de descanso y armado está llegando a su fin; los trabajos comenzarán el 10 de septiembre y Obras buscará ser lo que marca la historia: un protagonista.