Rodeado de afecto. Nico Tivani recibió a DIARIO DE CUYO en su casa. Allí posó con sus premios en medio de una charla que se dio junto a su mamá Estela, su novia Paula, sus hermanos Diego y Gerardo y sus cuñadas Yésica y Dayana. El joven talento es el mejor deportista sanjuanino de este ciclo y apunta a ir por más.

 

Por su carisma, por su calidez humana y sobre todo por sus logros deportivos arriba de su caballito de batalla, Nicolás Tivani apunta a ser uno de los próximos ídolos en el ciclismo sanjuanino. El ganador del "Deportista del Año 2017" recibió a DIARIO DE CUYO el día después de la consagración para dejar plasmados sus objetivos, y si bien reconoció que le encantaría ser ídolo, dejó en claro que hoy no es algo que busque. Además catalogó al premio como un "envión anímico" de cara a lo que viene junto a su equipo el Unieuro-Trevigiani.

A sus 22 años, el pocitano se consagró como el mejor deportista sanjuanino del año y volvió a darle al ciclismo este tradicional galardón después de que Oscar Villalobo lo consiguiera por última vez en el año 2003. "Este premio significó mucho, es un reconocimiento hermoso el que me tocó vivir, no me lo voy a olvidar muy fácilmente", contó el menor de la dinastía Tivani en medio de una ronda de mates junto a su mamá Estela, su novia Paula, sus hermanos Diego y Gerardo y sus cuñadas Yésica y Dayana.

Después de consagrarse como el "Deportista del Año" a Nico le llovieron mensajes por las redes sociales y su teléfono sonó durante todo el día para entrevistas. "Ser el Deportista del Año sirve como un envión anímico para lo que viene. Siempre las cosas lindas te dan un empujoncito para seguir haciendo las cosas bien. Ahora arranco la temporada con la clásica en la Difunta, quiero ver si consigo algún equipo para el Giro y después viene la Vuelta con mi equipo, ese es el plato fuerte" aseguró.

 

Un podio en la Vuelta a San Juan y dos oros en el Argentino, fueron parte de su gran año. Junto al Unieuro-Trevigiani, Nico buscará ser protagonista en la Vuelta 2018.


El pibe pocitano fue el elegido primero por la gente que lo votó durante tres semanas en la web para que quedara en la terna y después, nuevamente fue el más votado por el jurado hace una semana que lo eligió como el mejor de su terna y el ganador del gran premio. "Es lo más lindo que me ha pasado durante el año, este premio coronó el gran año deportivo que tuve. Leonela (Yúdica) y Cecilia (Román) eran candidatas firmes, pero los periodistas tuvieron en cuenta el año que tuve y eso es muy lindo. Aunque también tengo que reconocer a la gente que me votó para quedar en la terna. El reconocimiento de la gente es una caricia al alma", expresó. Sobre ese afecto que la gente le brinda siempre Tivani expresó que le gustaría ser ídolo en una provincia que respira ciclismo: "Me gustaría ser ídolo pero hoy no es mi meta. Yo me muestro siempre así jodón y alegre con la gente porque me nace, me gusta compartir una foto o una charla con cualquier persona, por más que no la conozca", aseguró.

Y una muestra de esa pasión que Tivani genera en la gente se dio este año en la etapa de la Vuelta a San Juan que finalizó en Pocito donde Nico llegó fugado junto a Maxi Richeze y el italiano Oliverio Troia, ese día a Nico le faltó muy poco para adueñarse de la etapa y él mismo lo recordó: "Ese podio fue lo máximo. Llegar con dos ciclistas de World Tour no es fácil, yo no sé si tuve suerte o viveza para engancharme con ellos en ese ataque. No es fácil aguantarles porque tienen otro nivel, pero les di pelea, no les gané embalando pero llegar con ellos fue un logro muy grande y el aliento de la gente también fue algo que me emocionó. Ojalá este año se me pueda dar", aseguró Nico, el pibe talentoso y con sonrisa pícara que, por más que no quiera reconocerlo, apunta a ser el nuevo ídolo en una provincia que respira ciclismo.

Junto al Unieuro-Trevigiani, Nico buscará ser protagonista en la Vuelta 2018.

 

Maxi es su ejemplo


En esta maratónica carrera que viene teniendo Nicolás Tivani, Maximiliano Richeze es el ejemplo a seguir por el pocitano. Maxi, asentado ya en la elite del ciclismo europeo, lo ayudó mucho para que el sanjuanino siga aprendiendo y creciendo: "Maxi me está ayudando muchísimo para seguir haciendo las cosas bien con los entrenamientos, me da una mano con los consejos, ese es un plus que estoy teniendo", contó el "Ardilla" y siguió con los elogios: "Para mí es uno de los máximos representantes del país, antes lo miraba solamente como corredor porque es un genio, pero ahora tenemos una muy linda amistad, en lo que me puede ayudar siempre me da su consejo y eso, al estar lejos de todo, es más que importante", aseguró.