Volvieron al diálogo. Messi se puso a la cabeza de sus compañeros para hablar otra vez con la prensa después de un año sin hacerlo.

 

 

Lionel Messi tuvo antenoche una jornada gloriosa diferente a todas, porque saltó de la admiración a la veneración del hincha argentino, y al momento de encabezar el final del "silenzio stampa" con la prensa el capitán albiceleste se abrió como siempre antes para confesar que tuvo "miedo de quedar afuera del Mundial".

"Conseguimos lo que vinimos a buscar, que era la clasificación al Mundial de Rusia, pero la verdad que era difícil lograrlo en esta situación, por la altura y además por empezar perdiendo", confió Messi.

"Por suerte pudimos empatar y darlo vuelta rápido para alcanzar el objetivo. Y ahora, con la clasificación asegurada es tiempo de empezar a mirar el futuro de otra manera", apuntó.

Y luego llegó el momento de empezar a reducir la "grieta" entre los futbolistas de la Selección y la prensa argentina. "Ya pasó este momento en que nos mantuvimos alejados de la gente y de los periodistas, pero eso es algo que nos acercó más y ahora debemos estar unidos e ir de la mano al Mundial", enunció.

"Y ojalá se nos dé ahora, porque fue injusto lo que pasó en el Mundial de Brasil y las Copa América, y lo mismo ahora al clasificarnos sufriendo. Porque hubiese sido una locura que Argentina no esté en el Mundial. No lo merecíamos, pese a que este grupo es discutido. Por eso a los compañeros que hoy están afuera les digo que esto es de todos, porque sufrimos mucho para estar en Rusia 2018", resaltó.

Fue entonces cuando confesó que "tenía miedo de quedar afuera del Mundial. Es que nos fuimos metiendo solos en todo esto. Y cuando Ecuador hizo el gol de entrada me quería morir, me pasaron un montón de cosas por la cabeza. Es que tendríamos que habernos clasificado antes".

 

La ausencia de Messi en fechas clave incidió

 

Las lesiones de Messi que lo apartaron del seleccionado en fechas clave de las eliminatorias para Rusia 2018 demuestran que sus ausencias resultaron determinantes. Con Messi en el campo, el equipo sumó 20 puntos de 33 posibles, mientras que cuando él faltó apenas se sacaron ocho sobre 21.