Barcelona remontó un partido histórico y le ganó al PSG por 6-1, marcando tres goles a falta de cinco minutos para el final.

 

El Culé comenzó el partido de la forma soñada: con un gol a los dos minutos de Luis Suárez y controlando el partido. Antes del cierre de la primera parte, Iniesta realizó una buena maniobra que Layvin Kurzawa terminó metiendo en contra para sentenciar el 2-0 parcial.

 

Al empezar la segunda mitad, Neymar fabricó un penal derribándose sobre un defensor, Messi lo cambió por gol y el sueño quedaba a solo un gol. Sin embargo, Cavani parecía haberlo tirado abajo a los 15 minutos con un bombazo inatajable para Ter Stegen, para dejar el partido 3-1.

 

 

 

A falta de cinco minutos, Neymar metió un espectacular remate de tiro libre para decretar el 4-1 parcial y luego, a los 45, convirtió un penal que le habían sancionado a Luis Suárez.

 

Este resultado no le servía a los catalanes, ya que debían marcar uno más para clasificarse por la diferencia de gol. Y ese llegó a los 50', con un buen centro de Neymar que Sergi Roberto aprovechó de manera agónica y festejarlo ante toda su gente.

 

De esta manera, Barcelona avanzó a los cuartos de final de la Liga de Campeones, donde también aguardan Real Madrid, Bayern Münich y Borussia Dortmund.