De karate. Leandro Arce, uno de los volantes de Peñarol, no se guarda nada a la hora de presionar la salida de Pacífico de Alvear. En el Bicentenario, el Bohemio se quedó sin Copa Argentina ante los mendocinos.


La ilusión de Peñarol llegó hasta Pacífico de General Alvear. La esperanza de avanzar en la Copa Argentina quedó trunca para el conjunto sanjuanino que de local no pudo con los mendocinos y al igualar 1-1 en el Bicentenario quedó eliminado tras redondear un marcador global de 1-2 después de perder en la ida -en Alvear- por 1-0. David Cano marcó el gol de Peñarol, mientras que Bodnarsky igualó para Pacífico. Pudo ser del Bohemio, en especial en el primer tiempo, pero dejó pasar sus chances y luego lo lamentó largamente.

 

Aéreo. Federico Amaya -ex Villa Obrera- lucha en el aire con David Cano -figura de Peñarol- buscando la pelota. La ilusión de Peñarol se quedó trunca. 


El comienzo del partido fue a cara descubierta. Pacífico, lejos de venir a defenderse, salió a presionar a Peñarol como para no facilitarle la iniciativa y tanto presionó que a los 2’ ya generó su primera opción de gol cuando Federico Amaya quedó cara a cara con Pisano pero no pudo con la repentina acción del arquero Bohemio. Fue un aviso y una declaración de que el partido sería abierto. Peñarol se reacomodó, reaccionó y a los 5’ respondió con una media vuelta de Raúl Figueroa que se fue besando el palo izquierdo de Emmanuel Guirado. A los 9’, Bidal tocó a Facundo González en la puerta del área y el árbitro Ramos marcó infracción. Se acomodaron Ceballos y Cano para pegarle y fue David el que eligió darle con una precisión quirúrgica para clavar la pelota en el ángulo superior derecho del arco del Mono Guirado que pese a su estirada no alcanzó a desviar. Golazo para que Peñarol se pusiera 1-0 y dejara la eliminatoria emparejada.


Pacífico lejos de achicarse, ofreció su mejor versión en desventaja porque se soltaron sus volantes, Germán Gordillo fue problema sin solución y el dúo Méndez-Amaya buscó por todos lados. Hubieron un par de llegadas que resolvió bien el fondo sanjuanino pero a los 40’ Amaya armó un jugadón de derecha a izquierda para que Bodnarsky sorprendiera por el centro y pusiera el 1-1. Un golpe que sintió Peñarol y que casi le cuesta todo porque Gordillo tuvo una clarísima para sentenciar, definiendo apenas desviado.


En el complemento, la presión de jugar contra el tiempo se fue apoderando de un Peñarol que nunca bajó los brazos pero que se fue quedando sin argumentos para ponerse en ventaja y luego ir por ese otro gol que lo clasificara. Pacífico, con calma y tiempo a su favor, empezó a manejarle todo al equipo sanjuaninos y se alió del paso del reloj para ir resolviendo su pase a otra instancia. En Peñarol, el técnico Pisano probó con cambios metiendo a Bastías y a Leonel Barrionuevo pero esas modificaciones no le ofrecieron soluciones. Con el paso del tiempo, Peñarol fue más ganas que fútbol, sabiendo que había dejado pasar su mejor momento en el partido en aquel primer tiempo.
 


El resto de los clasificados



En Salta, Central Norte se convirtió en uno de los finalistas pese a perder 1-0 con Talleres de Perico que convirtió a través de Juan Méndez, aunque no le alcanzó tras haber perdido en el partido de ida por 2-0. En otro de los partidos del martes, en Formosa, San Martín goleó 3-1 a Ferroviario de Corrientes pero tampoco festejó ya que en la ida había perdido por 3-0 y se quedó en el camino.


En Colón, Entre Ríos, Sportivo Barracas se quedó eliminado tras igualar sin goles con Camioneros que hizo pesar la gran ventaja que había obtenido en el encuentro de ida cuando goleó por 4-0.


Finalmente, completando el panorama del martes, en Santiago del Estero, Estudiantes de Río Cuarto vencía por 2-0 a Güemes y a los 9’ del complemento pero la caída de proyectiles obligó a la suspensión del partido que era eliminación para los locales.