Carlos lo hizo. Sainz, con su Peugeot, se impuso en la etapa disputada entre La Paz y Uyuni. El español manda en la general, luego de siete parciales.

 

El español Carlos Sainz (Peugeot) pasó ayer a comandar el Rally Dakar al ganar la séptima etapa entre La Paz y Uyuni, en territorio boliviano, y aprovechar una avería técnica del coche de su compañero de equipo, el francés Stephane Peterhansel.

Para recorrer los 425 kilómetros cronometrados, Sainz empleó 4h. 24m. 23s., dominando por 11m. 21s. al sudafricano Giniel de Villiers (Toyota) y por 13m. 51s. al tercero, el qatarí Nasser Al-Attiyah (Toyota).

Un desperfecto en el Peugeot de Peterhansel, producido en el kilómetro 186, cuando sufrió la rotura del triángulo de suspensión, ocasionó una demora de una hora y 43 minutos.

De esta forma, Sainz aprovechó la contingencia para pasar a comandar la clasificación, con un tiempo acumulado de 21h. 41m. 38s., con una diferencia de 1h. 11m. 29s. sobre el qatarí Al Attiyah y de 1h. 20m. 54s. de ventaja sobre el sudafricano De Villiers, quien está tercero en la general.

La lluvia y el barro se convirtieron en escollos naturales por lo que la séptima etapa resultó extenuante para muchos pilotos.

En motos, el francés Adrien Van Beveren (Yamaha) comanda la clasificación general, con 3 minutos 14 segundos de ventaja sobre el salteño Kevin Benavides (Honda), que ayer llegó tercero en la etapa, a 8m. 02s. del español Joan Barreda Bort (Honda), cuya continuidad en la prueba quedó en duda, a partir de una dura caída y que le reportó un fuerte esguince en la rodilla izquierda.

La octava etapa se correrá hoy entre Uyuni-Tupiza, en el sur de Bolivia, bajo la modalidad maratón y sin asistencia técnica. Será la más larga de este Dakar con 498 kilómetros cronometrados.

Fin a la ilusión. Stephane Peterhansel, ganador de 13 Dakar, mandaba hasta ayer, cuando tuvo un problema mecánico grave y quedó a 1h20m de Sainz.

 

Extenuado. El piloto holandés de motos, Guillaume Martens, no tiene más fuerzas para seguir ante el cansancio extremo y abandona.


 

 

Retrasado

La séptima etapa del Dakar resultó peor de lo esperado para el único sanjuanino en esta edición, Alberto Ontiveros (foto). El Puchi debió lidiar con el frío extremo en Bolivia y todo se le hizo más complicado, finalizando el parcial en la posición 68vo con un tiempo total de 8h27m27s, quedando a 3h16m17s del ganador del parcial, el español Joan Barreda Bort. Esta mala actuación le significó a Ontiveros bajar un par de ubicaciones en la general donde ahora está 54to con 29h35m31s, a 7h46m13s del líder, el francés Adrien Van Beveren.

El Puchi tendrá hoy otra jornada extenuante pues será en la modalidad maratón, es decir sin asistencia por parte de sus colaboradores con la mota Honda que conduce en lo que es su quinto Dakar.

 

 

Custodiado. Las llamas "secundan" al piloto australiano, Tob Price, en un tramo por Uyuni.

 

 

No se confía

El nuevo líder de la clasificación general en autos, Carlos Sainz, remarcó que "falta mucho Dakar todavía. Jamás hay que confiarse en una prueba como ésta".

 

Mañana llega


Con la finalización de la novena etapa de mañana del Dakar, será el momento del arribo a nuestro país en esta edición, ingresando a través de la provincia de Salta.