San Martín tuvo una tarde complicada en el Monumental. En medio de polémicas cayó ante River por 4 a 1. Para el Verdinegro era importante sumar puntos, con el fin de acercarse al sueño de mantener la categoría, sin embargo, volverá sin nada.

 

El encuentro sumó polémicas desde el inicio. Es que, al principio del encuentro, Nacho Fernández había mandado un centro que había terminado en gol de Scocco para el Millonario. Sin embargo, de modo correcto, el árbitro Delfino y uno de sus asistentes definieron que la pelota había salido y no dieron validez al gol.

 

Cuando marchaban aproximadamente 25 minutos de la primera parte, Lucas Pratto se marchó por el sector izquierdo del área grande y mandó un buscapié hacia atrás que Rodrigo Mora, conectó para poner el 1 a 0. Lo que esta vez el árbitro no advirtió es que en la jugada la pelota había salido de la cancha.

 

 

 

El partido continuó y ya sobre el final de la primera parte, Camilo Mayada estiró la ventaja en una jugada que tuvo al uruguayo bien ubicado para capturar el rebote de cabeza y determinar el 2 a 0 ante los sanjuaninos.

 

En el complemento, Mora, volvió a convertir tras quedar mano a mano con Ardente y vulnerar al guardameta de San Martín decretando así el 3 a 0.

 

Sin embargo, la goleada duró poco. San Martín llegó al descuento con un cabezazo de Facundo Herpen. Pero River no se quedó atrás y volvió a lastimar la valla del rival mediante un penal que el Pity Martínez cambió por gol.

 

De este modo, el Millonario se quedó con la ventaja del 4 a 1 final y ganó su primer partido en lo que va de la Superliga. Mientras, San Martín no logró sumar.