En deuda. De la derrota de la semana pasada ante Huracán (0-1) al empate de anoche frente al Rojo, no hubo variación en el sistema de juego en San Martín, que debe evolucionar para el partido que viene que será contra Boca.



Un punto y nada más. San Martín podrá festejar que ayer obtuvo su primer punto del 2017, pero hoy ya deberá pensar que de manera urgente debe mejorar porque ayer, en el empate 0-0 ante Independiente en Avellaneda, volvió a mostrar una pobre propuesta futbolística y sigue en deuda con un estilo que no logra plasmar en cancha y más sabiendo que el próximo rival será Boca y que debe empezar a pensar en ganar.


El Verdinegro fue orden y aguante porque defensivamente fue casi ideal. Pero no tuvo la pelota, por ende escasa creación y sólo se salvó de la derrota por la reacción de Luis Ardente para dos intervenciones magníficas, y los palos que en dos ocasiones jugaron para San Martín.


Porque Independiente propuso y buscó ante un San Martín con orden, que no le dejó profundizar, aunque en resolución y propuesta no pudo sacarle la pelota. Mejor intención del Rojo, pero sin tirar al arco ninguno durante los 30’ iniciales. Así largó el juego en Avellaneda.


Ya que fue recién a los 33’, cuando la primera acción de riesgo llegó. Fue del local mediante el centro que Albertengo peinó y Ardente mandó al tiro de esquina. El Verdinegro respondió sobre los 38’, con el envió al corazón de área de Montagna, que de cabeza Mattia no la terminó bien. Y a los 44’, en una contra sanjuanina sin mucha elaboración, terminó con un remate de larga distancia de Pelaitay que Campaña controló.


El complemento lo encontró ya decididamente a San Martín ubicado en su campo. Esperando y sin poder hacerse de la pelota. Y por ende sufriendo siempre. El Rojo lo tuvo a los 19’, con el remate de Gigliotti que dio en el palo. Lo mismo que ocurrió a los 46’, cuando el otro parante se lo negó a Benítez. Aunque el principal dueño del empate fue Ardente, quien a los 50’ se lució ante el cabezazo de Tagliafico.
 


Claves

Cerco defensivo
El partido largó muy lejos de los arcos, y si bien fue Independiente quien tuvo la pelota, San Martín le cerró los espacios.


Sólo aguantó
Apenas un par de intentos de San Martín, pero el resto fue aguantar y darle batalla en el medio al Rojo para no dejarlo pensar.

Ardente y los palos
Con San Martín metido en su campo e Independiente en ataque, los palos negaron 2 goles y Ardente sacó un cabezazo.