Condenado. Raúl Rodolfo Toledo Escobar (22).

Era miércoles, era 1 de junio de 2017, eran las 14,50, era el momento marcado para que las cosas no le salieran bien a Raúl Rodolfo Toledo Escobar (22). Porque iba en moto con un cómplice cuando decidieron robarle la bicicleta a una pareja, pero el compinche, de los nervios, le dio un tiro en el glúteo izquierdo cuando huían con el rodado y ese balazo se convirtió en un problema por partida doble para Toledo Escobar: porque sirvió para meterlo preso pues fue necesario que buscara ayuda en un centro sanitario de Rawson. Y porque el proyectil fue la prueba más contundente para sostener que el delito cometido fue un robo agravado con un arma apta para el disparo, agravante que eleva la escala de castigos.

Así lo entendió el juez Maximiliano Blejman (Sala III, Cámara Penal) cuando adhirió al pedido del fiscal José Eduardo Mallea, al momento de calificar el ilícito y aplicarle 7 años y 11 meses de condena.

Así, el magistrado no compartió el planteo del defensor Jorge Olivera Legleu de condenar a 11 meses de encierro a su cliente, con el argumento de que sólo acordó cometer el robo simple.

Todo pasó en Calingasta, metros al Norte del cruce con Agustín Gómez, en Rawson. El hecho se esclareció prácticamente en el acto, pues tras el atraco los asaltantes partieron al centro asistencial "René Favaloro". De ahí, Toledo pasó al hospital Rawson y luego a prisión, donde tiene para rato.


 

Diego Ibáñez y la mácula de robar los domingos

Diego Ibáñez (19, foto) deberá reformular su modus operandi a la hora de cometer robos, porque definitivamente los domingos las cosas no le salen: el domingo 18 de febrero pasado a las 7, el hierro de la reja de una casa le atravesó el pie izquierdo cuando, al parecer, intentaba meterse a robar. Quedó libre porque no cometió ningún delito, pero el domingo sobre las 20,30 fue perseguido y detenido junto a un menor de 16 años, por policías del grupo GIT de la Regional Este que dirige el comisario mayor Silvio Reinoso, tras arrebatarle la cartera con un teléfono y dinero y otras cosas a una mujer en el barrio Ruta 20, informaron fuentes policiales.