La jueza Silvia Peña recibió un "llamado de atención" de la Corte de Justicia por demorar el trámite del juicio.

 

La Corte de Justicia modificó la calificación de los delitos atribuidos y aumentó cuatro veces el castigo impuesto a un hombre, que había sido encontrado culpable por abusar sexualmente de tres pequeñas sobrinas. Y además aplicó una sanción leve a la juez del caso, Silvia Peña Sansó de Ruiz (Sala I, Cámara Penal) con un "llamado de atención" por demorar el trámite del juicio, informaron fuentes judiciales.

 

Al condenado sólo le queda intentar un reclamo ante el máximo tribunal de justicia del país.

El 14 de marzo pasado el acusado recibió 3 años y 4 meses de cárcel. La Corte elevó la condena a 14 años.
  <

/figcaption>

 

El sujeto en cuestión (de 42 años, no mencionado para preservar a las menores) había recibido 3 años y 4 meses por abusos sexuales simples (ninguna niña fue violada). Sin embargo luego de que la Corte revisara el caso, ese castigo subió a 14 años de cárcel porque el máximo tribunal de justicia local entendió que los hechos configuraron abusos sexuales gravemente ultrajantes por su duración en el tiempo, y fueron agravados por la condición de guardador del acusado, es decir porque estaba efectivamente al cuidado de las niñas.

Según la acusación, la parte más intensiva de la maniobra ocurrió entre enero y mayo de 2013, cuando la familia de dos de las nenas (tenían 13 y 9 años) se fueron a vivir a la casa de su tío, el acusado. Aunque en el proceso se detalló que esas nenas y otra prima de 10 años visitaron o mantuvieron casi 3 años de contactos con el ahora condenado.

Había sido el fiscal Gustavo Enrique Manini quien pidió la intervención de la Corte, tras considerar erróneamente aplicada la ley penal y cuestionar la escasez de la pena. Al cabo de su alegato, el fiscal había pedido 15 años de cárcel.

El juicio había comenzado el 5 de febrero pasado y a pesar de contar con sólo cuatro testigos, tuvo 4 suspensiones y recién finalizó con una condena el 14 de marzo, es decir 38 días después, indicaron.

Cuando revisaron el reclamo del fiscal, los ministros de la Corte, Adolfo Caballero, Horacio De Sanctis y Ángel Medina Palá entendieron que tenía razón y adhirieron a su planteo de modificar el encuadre jurídico de los delitos y también aumentaron el castigo.

Al condenado ahora le queda intentar reclamar ante el máximo tribunal de justicia del país.