En el último censo agropecuario se relevaron en la provincia 645 explotaciones de ganado, y 41.030 cabezas. Tras 16 años esa información quedó totalmente desactualizada.

 

Un grupo de 64 censistas profesionales comienzan desde hoy a visitar cada una de las explotaciones agrícolas, pecuarias, de bioindustria y forestales que hay en la provincia de San Juan, para relevar cuáles son las características básicas de las mismas, y obtener datos tales como cuántas hectáreas posee, qué tipos de varietales o sistemas de conducción tiene, cabezas de ganado o tipo de maquinaria o tecnología disponible, entre otros. ""Se van a relevar el cien por ciento de las explotaciones agropecuarias existentes" aseguró ayer Andrés Rupcic, secretario de Gestión Pública y a cargo del operativo, quien agregó que en marzo se tendrán los resultados preliminares de la tarea, y tres meses más tarde, los definitivos. Esta tarea forma parte del Censo Nacional Agropecuario que realiza el Indec en todo el país después de 16 años, para poder contar con estadísticas fidedignas para trabajar. Rupcic informó que el costo de esta tarea es de 10 millones de pesos, de los cuales, el 60% lo aporta la Nación y el resto el Gobierno provincial. Sin embargo el costo se compensa con la valiosa información que se podrá recolectar. ""El Estado no puede diseñar ni orientar políticas de desarrollo si no tiene datos fidedignos sobre el sector", deslizó Rupcic, quien además enumeró más razones de peso para la realización del censo: desde el punto de vista académico permitirá realizar investigaciones y análisis, a los inversores los orientará a la hora de tomar decisiones de negocios, sirve también para la representatividad gremial y también para generar más estadísticas. ""Por ejemplo el Producto Bruto Geográfico que estará a fin de año, en el 2019 contendrá información más precisa" aseguró.

 

CÓMO SERÁ

Los censistas fueron seleccionados en todos los departamentos y tienen conocimiento técnico del campo, porque son ingenieros agrónomos, veterinarios o estudiantes avanzados en carreras afines, también participarán sociólogos y economistas. El cuestionario que se hará a cada propietario o encargado en forma personal tarda más o menos una hora y media, y se realizará con luz diurna, de 8 a 18 cada día, hasta terminar un barrido en todo el territorio. Los censistas volcarán la información en tabletas digitales que contienen una aplicación móvil específica que va a integrar toda la información y permitirá volcar el resultado con mayor rapidez. Además, llegarán a cada finca perfectamente identificados con una credencial con todos sus datos. Si no se encuentra al propietario, se le dejara un comunicado indicando cómo debe contactarse, porque el censo es obligatorio. Para facilitar la tarea, el Gobierno local viene realizando reuniones explicativas con todas las cámaras agropecuarias de la provincia, para que por medio de ellas, todos los asociados estén informados. Incluso los censistas ya han contactado a muchos de los productores para avisarles cuándo irán a visitarlos.

Rupcic destacó que toda la información recabada ""es estrictamente confidencial" y que se encuentra resguardada por el secreto estadístico según los dispuesto por la ley 17.622. Además, la información será publicada en forma anónima, con fines estadísticos. Tampoco se cruzará con datos de otros organismos públicos o privados, como por ejemplo la AFIP.


 

>Los censistas

65

son los hombres y mujeres que han sido capacitados y que se encargaran de recolectar la información para el censo en San Juan. Estarán identificados con una credencial.

 

>El barrido

90

son los días que tomará la realización del censo, a partir de hoy. Durante esos meses se visitarán el 100 por ciento de los establecimientos agropecuarios que hay.