Nahuel no pasó los tres días críticos en terapia intensiva. El adolescente discapacitado no pudo sobreponerse a las graves heridas que sufrió el sábado último durante un incendio en su casa en Sarmiento y murió ayer al mediodía. El chico tenía el 80 por ciento del cuerpo quemado y muy comprometido los pulmones, contaron allegados a la familia.

Creen que el adolescente generó el incendio sin querer, dentro de su habitación.

Nahuel Gauna Gutiérrez (16), que tenía una discapacidad en su pierna derecha, había quedado atrapado entre las llamas de ese siniestro que afectó su habitación, en su casa del Bº Sarmiento, en Villa Media Agua. Los familiares relataron que el chico solía andar con un encendedor y eso hace suponer que él mismo originó el fuego sin querer. Y que después no pudo escapar por su imposibilidad de caminar.

El incendio se inició a las 13.45 del sábado. La tía y los tres hermanos de Nahuel que estaban en otros sectores de la casa, no pudieron hacer nada para salvarlo. La versiones indican que el fuego se extendió por todo su dormitorio.

Es más, en medio de las llamas, un vecino de nombre Marcelo González abrió la puerta de la pieza y con un palo empujó la cama cucheta (donde estaba el adolescente) hasta la ventana. De esa manera, pudieron agarrar al chico discapacitado y lo sacaron a través de la ventana antes que muriera calcinado.

La escena fue dramática por el estado en que se encontraba Nahuel. El hombre que lo rescató relató: ‘cuando lo alcé en brazos me quedó la piel pegada en la ropa, estaba casi todo quemado’. Esta persona cargó al niño en el auto de otro vecino y lo llevaron al hospital, dado que la ambulancia y la Policía no llegaban, relataron. Nahuel tenía quemaduras en el 80 por ciento de cuerpo y muy afectados los pulmones.

Su estado era tan delicado que quedó en la terapia del Hospital Rawson. Los médicos le dijeron a María Gutiérrez, la mamá, que ‘si en tres días no mejora, que espere lo peor’. El adolescente no pudo superar ni las 24 horas.