"Licho" Peñaloza estaba contento porque hace unos días se había encontrado un perro, lo había bañado y lo sacaba a pasear. Pero su destino quedó sellado en un trágico accidente.

 

Un niño que jugaba con sus amiguitos en la calle de su casa de Rawson fue atropellado por una moto y murió horas más tarde en el hospital. La víctima se llamaba Lisandro Peñaloza, tenía apenas 6 años y era el segundo de 5 hermanos. Tras el impacto, el conductor de la motocicleta, identificado como Kevin Llanos (18), huyó del lugar dejando moribundo al pequeño, pero se entregó más tarde en la Policía.

La desgracia ocurrió en la noche del pasado jueves, sobre calle Chaco, metros al Este de Manuel Lemos. "Yo le decía a mi señora que el hijo de p... y drogado ese iba a matar a alguien. Desde las 2 de la tarde que andaba pasando a toda velocidad por la calle, macaneando con la moto", lanzó con bronca Aníbal García, abuelo del nene. Al parecer, Llanos, que vive a pocas cuadras de donde ocurrió el hecho, estaba probando su Honda 250cc enduro. Y fue en una de esas pasadas cuando sentenció el destino de "Licho", como le decían sus conocidos. El niño había llegado de la escuela y después había salido a jugar a las escondidas con sus amiguitos. Según los vecinos, a eso de las 20.30, el nene quiso cruzar desde el margen Norte de la calle Chaco hacia el otro lado, sin advertir que Llanos venía a alta velocidad por esa misma calle, rumbo al Oeste. El motociclista iba acompañado por un hermano de 14 años. El impacto fue tan fuerte que "Licho" voló varios metros. Sus familiares dijeron que perdió los ojos, masa encefálica y quedó con el pecho destruido. Pese a eso llegó con vida al Hospital de Niños, pero los médicos nada pudieron hacer y murió antes de la medianoche.

Tras el choque Llanos se dio a la fuga. "Por lo menos se hubiese parado, lo dejó tirado como un perro", dijo García. Al parecer, el joven fue hasta su casa, escondió la moto y partió hacia otro lado, pues cuando la Policía llegó al lugar sólo encontró el vehículo. Sin embargo, en la madrugada se entregó en la seccional 6ta, donde quedó detenido acusado de homicidio culposo.

A "Licho" le gustaba el ciclismo, la pesca y estaba feliz porque el miércoles se había encontrado un perro. "No se imagina lo que era ese niño, un amor. Ese vago de mierd.. le quitó la vida", cerró el abuelo.