El ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández admitió este domingo que no fue suya la idea de ser candidato a gobernador por la provincia de Buenos Aires en 2015 y denunció haber sido víctima de un plan mediático que le hizo perder la elección. Además, aseguró que en dos oportunidades intentó convencer al entonces ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, para ocupar su lugar.

 

 

 

 

"Yo nunca tuve vocación de ser candidato a Gobernador", precisó el ex funcionario en el marco de una entrevista televisiva, en referencia a lo que fueron los comicios de 2015, en donde tras imponerse en las internas del Frente para la Victoria (FPV) a Julián Domínguez cayó contra María Eugenia Vidal.

 

En esa línea, el ex jefe de Gabinete explicó: "La realidad es que el mismo día vienen a verme tres intendentes que se conocen pero no se tratan entre ellos, y me dicen si había visto cómo medía yo en las encuestas. Hago hacer dos encuestas yo y me voy a verla a Cristina". "Ella me dijo 'competí'", aseguró.

 


Fernández denunció -entonces- que durante la campaña le "inventaron un esquema" y que hubo dinero en el medio con el objetivo de desprestigiarlo y hacerle perder la elección bonaerense, porque de otra forma "no podrían tener los negocios que están teniendo hoy". "Este Gobierno genera negocios para la familia Macri fundamentalmente", sostuvo.

 

Volviendo sobre la elección de 2015, recordó las negociaciones con Randazzo, puntualmente cuando la ex presidenta Cristina Kirchner le pidió que decline su candidatura presidencial. "Nadie le ofreció la Gobernación, pero se le dio a entender que estaba la posibilidad", explicó.

 

"Dos veces llamé a Randazzo para decirle que él tenía que ser el candidato a Gobernador", reveló Fernández en diálogo con América TV.