De los diputados nacionales por San Juan, Walberto Allende es la persona de confianza que el gobernador Sergio Uñac tiene en la Cámara baja. Su nombre, inclusive, suena para volver a integrar la lista de candidatos de cara a las elecciones legislativas y, así, tener la chance de repetir en el puesto. El exintendente de 9 de Julio pasó por el programa "A todo o nada" de Radio Sarmiento y habló de todo.

- ¿Cuándo entrará en vigencia la reducción en la tarifa de gas por el proyecto que incorpora a San Juan como Zona Fría, luego de la aprobación en Diputados?

- Estuve hablando con el senador Rubén Uñac, que preside la comisión de Energía, y me dijo que la intención es hacer una reunión plenaria, con la de Presupuesto, y obtener dictamen e ir directamente al Senado. La intención del Congreso y del Ejecutivo nacional es que sea ley antes de que termine junio, para que se pueda promulgar y aplicar en las tarifas de julio-agosto. Porque son los meses de mayor consumo de gas.

- ¿A cuántos sanjuaninos beneficiará?

- Están incluidos casi 119.300 usuarios. Tenemos sectores totalmente cubiertos y hay departamentos o barrios que no se han conectado o no tienen el servicio, pero están incluidos. A medida que hagan las obras y se vayan sumando, pasan a tener el beneficio. Los beneficios son descuentos del 30 al 50 por ciento.

- ¿Sobre qué ítems se aplicarán las reducciones?

- El descuento viene directamente en la factura porque es el Enargas el que compensa la diferencia con las empresas. Para tener el beneficio del 50 por ciento para aquellos sectores que son los más comprometidos económicamente, está la información automática de la Anses.

- En cuanto a lo político, ¿le gustaría volver ser candidato a diputado nacional?

- Siempre quise y trabajé para ser intendente.

- Entonces, ¿le gustaría volver a ser intendente?

- No sé. Todavía falta mucho. Habría que verlo.

- Ah, ¿no lo descarta?

- En política nunca se descarta nada.

- Tras su partida de 9 de Julio, el PJ ha perdido en dos elecciones...

- Falta tiempo. Puede haber otros candidatos dentro del justicialismo y del Frente Todos con mejores posibilidades. Siempre hay que apostar por aquel que pueda reunir mayor consenso para poder ser candidato.

- Volviendo a las legislativas, ¿ha sacado chapa para continuar como diputado nacional?

- Lo evaluará el Gobernador. He trabajado en función de los proyectos del Gobierno y de la necesidad de la gente. Hemos puesto siempre los intereses de la provincia por delante. Sí voy a coincidir con Uñac en que, en estas elecciones, más allá de las amistades, no debe haber compromisos. Seguramente, se van a elegir los candidatos que mejor le vengan al proyecto, más allá de los apellidos o de la relación de amistad. El Gobernador no tiene conmigo ningún compromiso personal.

- Uñac había dicho que tiene chances de ser candidato o que puede tener responsabilidades en su Gobierno...

- Si considera que puedo seguir o serle útil en algún lugar acompañándolo, estoy a disposición.

- ¿Piensa que debe haber una lista o abrir la interna, tal cual lo señaló Uñac?

- No está mal que haya una alternativa, pero habría que ver si es bueno o no para el frente que haya más de dos listas. Es una decisión que tomará la mesa chica de conducción del partido, con el presidente a la cabeza. Quedan unos días y, por ahí, es conveniente, estratégica y políticamente, el armado de una sola lista.

- ¿El manejo de la pandemia y la gestión del presidente Fernández van a influir en la elección en San Juan?

- Seguro, va a influir en la Argentina, no solo en San Juan.

- Orrego dijo que lo que se plebiscita es la gestión del Gobierno nacional...

- Es la estrategia de la oposición en San Juan y está bien que lo lleven por ese camino.

"En el tema Manantiales se ha abierto una instancia de diálogo clave y se ha avanzado mucho".

- Pero, ¿le preocupa que los problemas de gestión del Gobierno nacional afecten la elección provincial?

- Por supuesto. Me hubiese gustado que el Gobierno nacional no hubiese tenido algunas cuestiones que nos han complicado, no solo en el funcionamiento sino también en lo político. Apoyamos a Nación, totalmente, pero no quiere decir que avalemos todo, que estemos de acuerdo en todas las medidas que se toman, como ocurre en todos los gobiernos. Por supuesto que estamos comprometidos y, por eso, hemos votado las leyes que el Gobierno ha necesitado, pero ha habido algunas cuestiones personales de algunos ministros que afecta el funcionamiento y lo político.

- ¿Cómo cuáles?

- No sirve hacer leña del árbol caído. Un ejemplo, en su momento lo manifesté en el recinto, fue que no estaba de acuerdo con algunas actitudes del exministro de Salud cuando se trató el tema del aborto, que se preocupó mucho más por temas políticos y no por la gestión importante que se le había encomendado. De hecho, esas frases desafortunadas al comienzo de la pandemia, que todavía siguen sonando en los oídos de los argentinos, son cuestiones que desgastan y no ayudan.

- Si le preocupa lo nacional y Orrego dice que se plebiscita la gestión del Presidente, ¿hay riesgo de que voten en contra de los candidatos del oficialismo local?

- En esta elección se mira un poco más lo nacional, pero vamos a hacer mucho hincapié en lo realizado por el Gobierno provincial y la figura de Uñac. La preocupación del Gobierno, en todo este tiempo, ha sido atender a la población en general y a los sectores económicos que la están pasando mal con esta pandemia. El sanjuanino eso lo ve y va a terminar apoyando los candidatos de la conducción actual de la provincia.

- ¿Cuál sería un buen resultado?

- Primero, ganar. Y si la diferencia es importante, mucho mejor todavía. Los gobiernos locales necesitan diputados nacionales propios. Y el Gobierno nacional necesita quórum propio. Por eso, la elección es importantísima. Además, ganar lo posiciona al Gobernador en otro nivel en estas discusiones nacionales. No es lo mismo ganar por un voto que con un porcentaje del 15 al 20 por ciento como se ha venido dando.

- ¿El presidente está desbordado, teniendo en cuenta sus definiciones con respecto a de dónde vienen los brasileños y los mexicanos y las internas del Frente Todos?

- No creo que haya internas. Puede haber diferencias internas de criterios y conceptos para aplicar. Es normal que los haya. Lo que no es normal es que se hagan tan públicos. Las expresiones del Presidente fueron... no sé si llamarlas desafortunadas. Eso lleva a que la gente tenga una opinión distinta de la imagen presidencial. No es bueno que eso ocurra. En estas crisis tan importantes se salen con liderazgos fuertes. Lo de estos últimos días desdibuja el esfuerzo que se hace día a día para gobernar. Ojalá que se vayan corrigiendo, necesitamos esa figura fuerte.

- ¿Está de acuerdo con el aumento del 40 por ciento que recibieron los legisladores en el Congreso?

- Había que hacer una recomposición porque venía de dos años de congelamiento. Ahora, las expresiones de la diputada (Fernanda) Vallejos no las comparto. No me representa la defensa que hizo del aumento. Salir a decir que ganamos poco. Entonces, no hubiera accedido a ocupar el cargo. El Congreso fija las condiciones y las aceptas o no. De ninguna manera voy a justificar que lo que ganamos es poco. Si no te gusta, renunciá y que siga el otro. El sueldo nuestro es de 175 mil pesos y no lo voy a poner a justificar con la parte privada como lo hizo. Si no estás de acuerdo, no aceptes ser candidato.