Histórico. El Hospital Español nació en 1948 gracias al aporte desinteresado de ciudadanos de ese país. Se amplió y tras problemas financieros, Personería Jurídica ordenó su liquidación. La gestión uñaquista logró quedarse con la institución.

 

En el Gobierno vienen cumpliendo todos los pasos para que el Hospital Español funcione como un centro de salud provincial de calidad y ya están trabajando en el proyecto para su completa remodelación. El director de Arquitectura, Marcelo Yornet, explicó que las obras se dividirán en dos partes: una de ellas comprenderá un área nueva para el equipo de tomografía computada y medicina nuclear para pacientes oncológicos y la otra, la refuncionalización de la construcción existente y la instalación del sector para el tratamiento de urgencias vasculares. El funcionario indicó que la primera fase se licitará en el primer semestre de este año, mientras que la segunda se haría en la segunda mitad. Así, estimó que las tareas arrancarán dentro del segundo semestre, en tiempos distintos, por lo que, de acuerdo a los plazos preliminares de ejecución, la obra en su totalidad estaría lista entre fines de 2019 y principios de 2020.

La gestión uñaquista se hizo cargo del centro de salud ante el estado de liquidación en el que se encontraba por su crítica situación deficitaria. Para no perder un hospital de esa envergadura y no poner en riesgo las fuentes de trabajo, el Ejecutivo se lo quedó con una oferta de 58 millones de pesos y comenzó con todo el proceso para convertirlo en un nosocomio público. Ya traspasó a los 64 trabajadores al sector estatal y en diciembre tomó posesión del predio. No obstante, hay un convenio vigente entre el ente liquidador y un privado por la terapia intensiva que seguirá funcionando hasta que comiencen las obras. En el medio, quedaron afuera los asociados que tenían un plan de salud con la institución, que vienen realizando reclamos a las autoridades (ver aparte).

El Gobierno tomó la decisión que el Español sea un polo de atención para pacientes oncológicos y aquellos que sufren accidentes cerebrovasculares (ACV). Con ese escenario, ya vienen trabajando la Dirección de Arquitectura y el equipo del Ministerio de Salud que conduce Alejandra Venerando. Yornet y el secretario Administrativo de la cartera sanitaria, Guillermo Benelbaz, señalaron que el centro de salud se ampliará y en el nuevo sector se colocará lo que se conoce como PET/CT, un instrumento que combina la medicina nuclear a través de la tomografía por emisión de positrones con la tomografía computada. El aparato detecta tumores malignos en todo el cuerpo y sus reapariciones, por ejemplo. Dicha área requerirá de una construcción especial, más la apoyatura en internación, quirófano, rehabilitación y tratamiento de pacientes ambulatorios. Si bien el titular de Arquitectura remarcó que no hay una fecha exacta de licitación de esa área, calculó que se dará en el transcurso del semestre dado que es el "proyecto más urgente". En ese marco estimó que los trabajos arrancarán en el segundo semestre y un plazo de ejecución previo es de ocho meses.

Por otro lado viene la refuncionalización de la estructura que ya está, el cual data de 1948, por lo que se construyó con normas diferentes a las actuales, tanto en lo edilicio como en lo sanitario. En ese sector irá toda el área de urgencias vasculares, que también incluye áreas de neuro rehabilitación, cirugía y tratamiento. Yornet manifestó que prevén llamar a licitación en la segunda mitad y que a fin de año esperan iniciar las tareas, las que insumirán unos 12 meses de ejecución.



 

  Esc

enarios

 

 

  • Situación actual y futura

El secretario Técnico, Roberto Correa, explicó que se tomó la decisión de reducir la actividad prestacional para poder encarar el plan de modificaciones. En ese marco, señaló que lo que no se va a desactivar es el servicio de terapia intensiva, y sus complementos como laboratorio, rayos X y ecografía, ya que sus camas son necesarias y porque "hay un convenio vigente entre la liquidación y un privado que tiene la terapia intensiva". Como el edificio es del Estado, está en estudio la relación que va a existir entre el tercero que tiene un servicio tercerizado, indicó Correa. Por otro lado, Benelbaz, secretario Administrativo, dijo que se está trabajando en convenios de protocolos de actuación con instituciones especializadas.

 

  • Asociados

Mariano Leyes, vocero de los asociados de la exsociedad de beneficencia del Hospital Español, manifestó que, como el traspaso no los tuvo en cuenta, están reclamando una solución del Gobierno ante la baja del plan de salud que pagaban. Entre ellas, plantearon la incorporación a la Obra Social Provincia o que el Estado intervenga y negocie para que entren en bloque a algún plan de salud. Son 933 los asociados que se encuentran en esa situación y muchos de los cuales no son aceptados por obras sociales o prepagas porque sufren de enfermedades crónicas, indicó. Benelbaz señaló que el Estado "no tiene la obligación legal ni puede darles algo distinto porque sería inequitativo con el resto de los sanjuaninos".