Espacio. Por el momento, y hasta que las autoridades puedan construir un lugar más acorde, el Centro de Admisión y Derivación (CAD) estará ubicado en una casa del barrio Ferroviario, perteneciente a Desarrollo Humano.

 

La gestión uñaquista dará un paso clave para contener a los menores que están en conflicto con la ley. Creará un Centro de Admisión y Derivación (CAD) que reemplazará a la vieja Comisaría del Menor, espacio que hoy no tiene funcionamiento. Así dará orden a una irregularidad existente, que los chicos que son detenidos por la policía son alojados en comisarías comunes, junto a los delincuentes. Para poner en marcha el nuevo lugar, que es una casa ubicada en el Barrio Ferroviario, frente al cementerio de la Capital, el Gobierno firmará un convenio con el Poder Judicial y esperan tener todo listo para que arranque en abril próximo.

La necesidad de abrir un CAD responde a un compromiso que asumió la provincia junto a los demás distritos del país, en el marco del Consejo Federal de Niñez, Adolescencia y Familia. El objetivo a nivel nacional es simple: adecuarse al Sistema Penal Juvenil eliminando las comisarías de menores con la creación de centros especializados.

En San Juan, la Comisaría del Menor funcionó hasta el año pasado en un edificio al lado de la Comisaría 3ra, en Trinidad, Capital. En septiembre menores iniciaron un motín, le prendieran fuego y el edificio quedó inutilizado (ver recuadro). Según explicó el juez de Menores, Jorge Toro, "desde ese momento, los chicos que son detenidos cometiendo delitos graves y son penalmente responsables, tienen entre 16 y 18 años, quedan demorados hasta varios días en comisarías comunes, hasta que se decide su destino". Pero para el caso de los inimputables, menores de 16 que han cometido delitos con penas menores a dos años "no ingresan a la comisaría o si lo hacen es por muy poco tiempo y no podemos hacer un abordaje social como corresponde".

Por eso, el proyecto CAD cambiará esa realidad porque los jóvenes no irán más a las dependencias policiales y serán destinados a un lugar específico, la esquina de Alberdi y Maradona. Ahí los recibirán asistentes sociales, psicólogos, médicos y enfermeros, las 24 horas, todos los días. Además, el lugar contará con la presencia de personal policial y también judicial.

Marcelo Bartolomé, director de Niñez, Adolescencia y Familia explicó sobre el funcionamiento del CAD que "en el lugar, los especialistas harán una evaluación de la situación del chico, proceso que no podrá demorar más de 24 horas. Ese información será aportada al juez que corresponda, quien finalmente tomará la decisión de cómo proceder con el menor". Además, sostuvo que el espacio es provisorio "porque el objetivo es construir un edificio único con todos los requerimientos necesarios".

Sobre la iniciativa, Armando Sánchez, titular de Desarrollo Humano, indicó que "con la Corte nos reuniremos en estos días para ultimar detalles. Queremos que esté funcionando en los próximos 30 a 45 días".


 

Menores amotinados


El 22 de septiembre de 2017, seis menores que estaban detenidos en la Comisaría del Menor, en Trinidad, iniciaron un motín quemando colchones y todo tipo de elementos.

Los jóvenes reclamaban celeridad en sus causas y la derivación a otras instituciones, como el Nazario Benavídez.

Según confirmó en ese momento el Juez Jorge Toro, algunos de los detenidos llevaban entre tres y cuatro meses en el lugar y tuvieron que ser trasladados a dependencias comunes.

Por los destrozos, la Comisaría quedó inutilizada y fue cerrada.