Fuentes del Gobierno confirmaron que este miércoles convocarán a sesiones extraordinarias para la semana que viene para debatir en el Congreso la ley de ART que Mauricio Macri modificó por decreto y que debía debatirse en una Comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo mañana por la tarde. El martes de la semana que viene habrá sesión de comisión y el miércoles el debate llegaría al recinto.

 

El Frente Renovador de Sergio Massa, nuevamente, tuvo peso para que el Ejecutivo tomara esta decisión ya que le advirtieron al oficialismo que, si no se debatía la ley, su postura era rechazar el DNU por considerar que es inconstitucional legislar en materia laboral por decreto. 


"No se puede terminar con la industria del juicio con una medida ilegal. Los decretos en materia laboral cuando son cuestiones de fondo no sirven. Es por ley. Por eso exigimos que se convoque a extraordinarias", sostuvieron desde el bloque.

 

De esta manera, el oficialismo evita sufrir una derrota mañana, cuando en la comisión bicameral el Frente para la Victoria exponga sus argumentos para rechazar el DNU por considerar que no debía saltearse al Congreso con esta ley, sobre todo porque el Senado ya le había dado media sanción a fines de 2016.

 

Héctor Recalde, jefe del bloque de Diputados del FpV, había anticipado: "La Bicameral va a rechazar el decreto de Macri sobre las ART". Y había pedido que hubiera sesiones extraordinarias: "Lo que pasa que Macri sabe que en Diputados iba a tener dificultades para aprobar la ley. Las dos CTA y la CGT se pronunciaron en contra del DNU". 

 

El 23 de enero, el Gobierno publicó en el Boletín Oficial la modificación al esquema de feriados y la Ley de ART con lineamientos del proyecto impulsado por el oficialismo que tiene media sanción en el Senado, que establece que todo trabajador debe pasar por una Comisión Médica antes de iniciar cualquier juicio laboral.

 

En su Artículo 1, el decreto instituye que las Comisiones Médicas Jurisdiccionales "constituirán la instancia administrativa previa, de carácter obligatorio y excluyente de toda otra intervención, para que el trabajador afectado, contando con el debido patrocinio letrado, solicite la determinación del carácter profesional de su enfermedad o contingencia, la determinación de su incapacidad y las correspondientes prestaciones dinerarias previstas en la Ley de Riesgos del Trabajo".

 

En ese sentido, el texto señala en sus consideraciones que "en la actualidad, la mayoría de las contingencias amparadas por la Ley de Riesgos del Trabajo se reclaman a través de demandas laborales que evitan la obligatoria intervención previa de las Comisiones Médicas Jurisdiccionales".

 

Así, el Ejecutivo busca que las resoluciones de las comisiones médicas tengan carácter de "cosa juzgada" en forma similar a lo que ocurre con los acuerdos entre empleadores y trabajadores homologados por el Servicio de Conciliación Laboral Obligatoria (Seclo) del Ministerio de Trabajo, cuyo contenido suele ser irreversible en otro procedimiento judicial posterior.