Potencia. El sistema LED brinda mejor iluminación y además genera un ahorro en el consumo de un 30 por ciento, según señalan los especialistas. Distintos intendentes han ido colocando las luminarias, como en el caso de la avenida Central.

 

El gobernador Sergio Uñac encabezó ayer una reunión con los intendentes para encarar un proyecto ambicioso: la renovación total de la tradicional iluminación en los departamentos por otra con sistema LED. El objetivo es modernizar el alumbrado público, dotarlo de un mecanismo de iluminación de mejor calidad y que encima ahorra consumo. Hasta fines de abril, los municipios deben hacer un relevamiento para que el Ejecutivo conozca cuánto tendrá que desembolsar. En ese sentido, armará un fideicomiso para prestarles los recursos a las comunas para que estas luego los devuelvan. Lo que los distritos ahorren en el pago de la luz con el uso de las nuevas luminarias servirá para que puedan costear el préstamo. El cálculo es que todo se pueda desarrollar este año.

El tema de la iluminación en los departamentos no es menor. Se trata de uno de los principales reclamos de los vecinos, ya que ayuda en materia de seguridad para evitar que lugares oscuros sean guaridas o puntos de ataque de delincuentes. Y en el aspecto vial, contribuye a reducir accidentes de tránsito. A través de líneas crediticias o por iniciativa propia (Ver recuadro), hay municipios que han encarado el recambio de las viejas luminarias con LED. Hay consenso de que el sistema produce un ahorro del 30 por ciento. Por esa razón, Uñac apuesta a ampliarlo a toda la provincia y su presencia en la reunión que se llevó a cabo en Casa de Gobierno fue una clara señal del impulso al plan y del apoyo a las comunas, sin distinción de colores políticos.

El ministro de Hacienda, Roberto Gattoni, explicó que primero los intendentes y sus equipos técnicos tienen que relevar sus departamentos para establecer la cantidad de luminarias que hacen falta y así, determinar el monto. El plazo que tienen para hacer dicha tarea es hasta el 31 de abril. Con esos datos, el Gobierno destinará una partida para elaborar un fideicomiso que administraría el Banco San Juan. El alfil uñaquista explicó que la idea es renovar todo el sistema lumínico, aunque dependerá de la inversión total, pero en el Ejecutivo hay optimismo.

En principio y de acuerdo a lo charlado en el encuentro de ayer, los municipios serán los encargados de llamar a licitación. Como las comunas cuentan con recursos limitados, la gestión uñaquista ideó un esquema para que no vean afectadas sus cuentas. El agente financiero que maneje el fideicomiso les prestará el monto necesario para la renovación y la tasa de interés de la devolución del crédito será subsidiada por la provincia. Si bien aún no está definida, Gattoni manifestó que será de un dígito, cuando en el mercado está en el 20 o 30 por ciento. Pero además, el plan es que "cuando comience a funcionar la nueva iluminación, le empezamos a cobrar el préstamo. Es decir, lo pagan con lo que se ahorren de la energía", resaltó el funcionario.

Tras el encuentro, los intendentes Miguel Vega, de Jáchal; Fabián Aballay, de Pocito, y Cristian Andino, de San Martín, remarcaron lo positivo de la iniciativa, dado que servirá para brindarles un servicio importante a los vecinos, que ayudará a mejorar la iluminación tanto en calles y barrios.

 

 

Líneas de créditos para las comunas


La gestión uñaquista lanzó una línea de préstamo, a través del Banco San Juan, para que los municipios adquieran bienes de capital. En ese marco, la provincia subsidia la tasa para que el crédito sea blando y de fácil devolución. Inclusive, el plazo de amortización es de hasta 48 meses.

Las comunas fueron calificadas a nivel crediticio y de acuerdo a las partidas asignadas, han invertido en maquinarias como camiones y retroexcavadoras, luminarias LED y contenedores, por ejemplo.