Encuentro muy fuerte. Así describió el gobernador sanjuanino la audiencia que mantuvo ayer en el Vaticano con Francisco. Uñac fue acompañado de la primera dama, Silvana Rodríguez, y le dio un regalo al Papa con un alto contenido simbólico para ambos.



 

El diálogo no duró muchos minutos, pero el propio Sergio Uñac lo calificó como "un encuentro muy fuerte". Así fue el cara a cara del gobernador sanjuanino con Francisco en el Vaticano, ayer por la mañana. A Uñac le dejó tres impresiones indelebles: el Papa sabe mucho sobre la actualidad sanjuanina, el Papa tiene un carisma que justifica con creces que lidere una de las instituciones más importantes y populosas del mundo, y el Papa pone en práctica con cada gesto aquel precepto elemental de servir al prójimo. Eso último es lo que más atravesó la conversación entre el sumo pontífice y el gobernador, cuando éste le regaló una réplica más pequeña de su propio bastón de mando, ese que tiene grabada la frase "El verdadero poder es el servicio". Es el bastón con el que el sanjuanino asumió su primera gestión al mando de la provincia. Y en su discurso de asunción hace más de dos años, al referirse al particular estilo de su bastón, había dicho que estaba inspirado en el papa Francisco.

La audiencia entre ambos líderes fue al término de la misa que el argentino Bergoglio celebra normalmente en varios idiomas. "De un lado de Francisco había unos 15 cardenales y obispos, y al otro costado, un grupo de no más de 10 personas, entre las que estaba yo", detalló ayer en una entrevista con LV5 Radio Sarmiento el gobernador Uñac, quien asistió a la ceremonia y al encuentro posterior junto a su esposa, Silvana Rodríguez.

La misa fue seguida por miles de personas en la plaza San Pedro, como sucede habitualmente. "Estaba repleta de feligreses -contó el sanjuanino-, eso marca lo que el Papa está generando en el mundo, en América latina y sobre todo en Argentina".

A su término, llegó el momento del encuentro y el saludo. Por supuesto, Francisco estaba al tanto de que Uñac estaba ahí, de quién es y cómo está llevando su mandato en San Juan. De hecho, el propio gobernador le hizo llegar una carta hace poco, en la que le contaba detalles de la realidad provincial y le transmitía el apego que siente hacia el mensaje de la encíclica papal Laudato Si, que gira en torno al cuidado del ambiente.

Pero el instante más intenso de la conversación fue cuando el gobernador le dio su "pequeño obsequio", como él lo describe. El Papa recibió entonces esa versión más chica del famoso bastón, que contiene la frase sobre servir a los demás. "Cuando se lo di y le expliqué qué era, quedó muy agradecido", dijo Uñac. "Y también nos agradeció que hubiéramos ido hasta el Vaticano a visitarlo", agregó.

Al gobernador le impresionó lo muy al tanto que está Francisco sobre San Juan. "Le conté que tenía mucho interés en verlo para expresarle todo lo que estamos haciendo en la provincia -reveló Uñac-. No una sola persona, porque eso sería insignificante, sino lo que los 700.000 sanjuaninos estamos transformando y construyendo en la provincia. A cada cosa que yo le contaba, él iba asintiendo con la cabeza transmitiendo que conocía, que sabía de lo que yo le estaba hablando. Además tenemos allegados en común y él conoce sobre nuestra realidad".

El encuentro sirvió también para que el gobernador le transmitiera los saludos de dos personas que habían sido clave con sus contactos para que Uñac pudiera llegar al Vaticano. Uno es el embajador de El Líbano en la Santa Sede y el otro es el arzobispo de San Juan, monseñor Jorge Lozano. Y la despedida tuvo el sello inconfundible de Francisco, pidiéndoles a todos los sanjuaninos que rezaran por él.

 

 

>> Lo invitó a San Juan

 

Tras las continuas polémicas generadas en torno a por qué el Papa no visita aún su propio país natal, cuando sus giras por Latinoamérica ya lo han llevado incluso a países limítrofes como Brasil, Bolivia y Chile, el gobernador Uñac contó en la entrevista con LV5 ayer tras su encuentro con Francisco que "le comenté que cuando visite la Argentina sería muy importante, aunque sé que casi imposible, que visitara San Juan, porque acá lo queremos mucho". De todos modos, no hubo ninguna respuesta del pontífice sobre una eventual llegada a la Argentina. Consultado sobre las especulaciones políticas que eso genera, y que alienta teorías sobre cómo el Papa "juega para" tal o cual fuerza, Uñac consideró ayer que "pensar de esa manera es achicar la figura del papa Francisco. A mí me parece que definitivamente no suma esa postura de que podamos enmarcarlo en una visión política determinada, y menos aún con la virulencia y la pasión con que vivimos la política en Argentina. El Papa está muy por encima de eso y lo noté con los gestos con que me recibió y con que me mostró interés por San Juan. Enmarcarlo en eso es un absurdo total".

 

#Atención Queremos que no te pierdas nuestras noticias. Mirá este video y seguí las instrucciones

#Atención #FacebookQueremos que no te pierdas nuestras noticias. Mirá este video y seguí las instrucciones

Publicado por Diario de Cuyo en martes, 10 de abril de 2018