Los diálogos se siguen manteniendo pero la realidad indica que hasta el momento Mendoza y San Juan no se ponen de acuerdo para firmar el tradicional tratado del mosto, que destina un porcentaje de la uva ingresada a bodegas a la fabricación de ese producto.

En una reunión llevada a cabo ayer en la provincia, San Juan dio un paso más y presentó a las autoridades de la comisión bicameral de Mendoza, que tiene a cargo el seguimiento del tratado, una propuesta para discutir una nueva ley del mosto a cumplir por ambas provincias. Si esa oferta convence, recién ahí se podrá firmar acuerdo de este año.

Es la primera vez que San Juan presenta una propuesta así desde que se firmó el acuerdo en 1994 y lo hizo con el objetivo que este año el acuerdo se firme pero con la condición que se comience a trabajar en modificar la ley actual en ambas provincias y que esté lista para la próxima temporada.

La idea es que el cambio contemplen las realidades de las dos provincias y que ambas se vean beneficiadas con la normativa, y no como sucede actualmente, donde San Juan cumple con lo pactado y Mendoza no.

Las diferencias actuales surgen porque las autoridades mendocinas querían que en el acuerdo de este año figure el incentivo a la exportación, mecanismo de compensación que lleva 17 años aplicándose en esa provincia y que reconoce a las empresas que exportan vino como si hubiesen hecho mosto, y que sea reconocido por San Juan.

Desde la provincia rechazaron esa propuesta de plano por lo que Mendoza ofreció que no figure en el acuerdo, pero que de igual manera lo iban a seguir implementando. 

La reunión de ayer fue clave ya que los miembros de la comisión especial de la provincia vecina pudieron escuchar del propio Ministro de la Producción la propuesta local.

Según explicó el ministro Díaz Cano, una vez terminada la reunión, “lo que hemos hecho es presentar una contrapropuesta donde establecemos fijar un porcentaje y en un segundo artículo, llegar a un nuevo acuerdo para generar leyes que sean similares a ambas provincias, en cuanto a la diversificación de vino”. 

Por su parte, el presidente la comisión de seguimiento de Mendoza, Ricardo Mansur, manifestó que “nos parece muy bien el planteo que ha hecho San Juan, donde se solicita analizar nuevamente la ley de diversificación. Nosotros creemos que se debe cambiar porque las provincias no son las mismas que hace 22 años”.

Un punto de acuerdo entre los legisladores y los funcionarios locales es que el porcentaje a firmar este año debe ser menor al 20 por ciento. La clave está en que si el tratado no se firma, ese es el porcentaje que queda fijado por ley y las autoridades estiman que no es el indicado, teniendo en cuenta la baja producción de uva en esta temporada. Esa baja quedará oficializada hoy cuando el Instituto Nacional de Vitivinicultura publique el pronóstico de cosecha para este año. (Ver Recuadro)

Ahora lo que falta es que el Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía de Mendoza haga sus planteos o que apruebe la solicitud de San Juan, para que luego sea firmado por los gobernadores. Según Mansur “debería ser lo antes posible porque la cosecha ya ha comenzado y en San Juan está muy avanzada”.

 

Claves del acuerdo


Tratado

Se firmó en noviembre de 1994 para que sea implementado al año siguiente con la creación de leyes, una para San Juan y otra para Mendoza. El primer año el acuerdo llegó a un porcentaje del 30 por ciento que fue cumplido por ambas provincias.

 

Objetivo

La norma se institucionalizó de manera permanente para tener una acción política tendiente a diversificar la industria vitivinícola para permitir mitigar los efectos de los desequilibrios cíclicos de mercado causados por una oferta que sobrepase la demanda.

 

Control

Junto al Instituto Nacional de Vitivinicultura, ambas provincias se comprometen a colaborar en la fiscalización y el control de la industria vitivinícola a través de sus dependencias. De no cumplir con el acuerdo, las empresas son factibles de ser multadas.

 

Ajuste de cosecha


Hoy el Instituto Nacional de Vitivinicultura dará a conocer el ajuste del informe publicado en diciembre sobre la estimación de cosecha. Según lo informado el año pasado, el organismo nacional había estimado que San Juan recolectaría entre 506 a 560 millones de kilos de uva, unos 530 millones en promedio, alrededor de un 5% menos que en la temporada pasada, donde de por sí fue escasa.

Fuentes oficiales confirmaron que esa estimación será más profunda para la provincia, llegando así a valores más bajos que los previsto a fines del 2016. Los motivos de la caída se debe a las altas temperaturas que sufrió San Juan en el mes de enero y a las granizadas que afectó la zona Sur de la provincia en febrero, sobre todo el departamento de Sarmiento.

Las autoridades locales confirmaron que la estimación del INV será utilizada para fijar un porcentaje destinado a mosto a firmar en el acuerdo con Mendoza.