Foto de Archivo

La fuerte lluvia que por el lapso de dos horas azotó a la zona centro y Este de la provincia dejó a siete familias evacuadas. Personal de Desarrollo Humano releva otras zonas para determinar si más personas necesitan asistencia. 

 


Hasta ahora una familia de Chimbas debió abandonar su vivienda por los daños que provocó la tormenta. En 9 de Julio la situación es más grave. “Fue tremenda la cantidad de agua que cayó”, dijo a DIARIO DE CUYO el intendente  Gustavo Núñez. 

 


En aquel departamento se evacuó a seis familias de la zona de La Majadita, Las Chacritas y la Villa Cabecera.  Todos se encuentran alojados en salones municipales y se espera que el número se incremente en las próximas horas.


Otra zona afectada


Sarmiento es otra de las  comunas afectadas por la bajada de crecidas y donde por estas horas personal de Defensa Civil realiza tareas.