Camino diferente. La procesión este año se desarrolló por calles que habitualmente no se utilizan. La ceremonia se cerró casi sobre la medianoche.

 

Con 35ºC casi a las 10 de la noche y el pavimento aún caliente, la misa que empezó más tarde justamente por las altas temperaturas tuvo a niños de la Primera Comunión descompuestos, cualquier papel sirvió de abanico, gente tomando agua en plenos cantos y luego, una procesión a paso cansino, todo por la agobiante jornada. Pero así y todo, más de 5.000 fieles y 243 danzantes de diferentes agrupaciones le demostraron su fe y devoción a la Virgen de Andacollo de Rawson, en el cierre de la fiesta patronal que se celebró anoche por las calles de Villa Krause.


Sin dudas que el calor fue tema insoslayable anoche y fue factor para que la procesión no convocara este año tantas personas. Los poco más de 5.000 asistentes que reportó la Policía fueron una contracara al promedio de 20.000 de los últimos años, aunque es cierto también que ahora se cerró un viernes y no un domingo, como históricamente sucedió. Es que hacerla el 1 de enero implicaba problemas para conseguir la seguridad necesaria en el operativo y además porque técnicamente la patronal se iba a cerrar en un año diferente.


Por otro lado, la celebración por Andacollo mostró una novedad y fue el camino. Tradicionalmente el recorrido se arma según el cuadrante que toque, esto es, las cuatro cuadrículas que conforman Villa Krause alrededor de la plaza. Como este año tocaba el del sector de calle 5 y no sabían si la obra ya iba a estar habilitada, es que optaron por armar un recorrido que pasó por los cuatro cuadrantes (España, Devoto, Rojas, Ezpeleta, Pasaje Patria, Devoto y otra vez España), que fue bien recibido por los fieles.


“Es una devoción muy importante y este año noté que hubo más confesiones, conversiones y nuevos vecinos, que empezaron a vivir esta fiesta ahora porque les entregaron casas en Rawson. Para los fieles, no hay calor que impida estar junto a la Virgen”, dijo el párroco José Ariza. 

 

Danzantes

Fueron las agrupaciones de danzantes que le bailaron a la Virgen de Andacollo. Cuatro son de Rawson y una llegó de Chimbas, indicó el coordinador de danzantes, Mario González.
 

Devotos

ALBERTO GÓMEZ - Comerciante”

De niño venía con mi mamá a la patronal y ahora que tengo 45 vengo con mis hijos. Es una tradición de familia, que tiene que ver con la fe que nos inculcaron por la Virgen de Andacollo. Me gustan las misas, la procesión y después quedarse en la plaza para pasear o comer algo”.
 

Rodrigo Núñez - Empleado


”Fui danzante alguna vez, por una promesa que hizo mi mamá. Después cuando crecí me alejé un poco de la Iglesia y hace un tiempo la pasé bastante mal. Entonces le pedí a la Virgen que me ayudara y la verdad que me cumplió. Así que ahora ya no seré danzante, pero le vengo a agradecer”.

 

Entre danzantes. Luciano Robledo tiene 4 años y anoche tocó el redoblante en una agrupación de danzantes. Su papá Carlos fue danzante, que siguió los pasos de su padre, Roberto.
En misa. Monseñor Alfonso Delgado fue el encargado de oficiar la misa, en pleno corazón de Villa Krause. El arzobispo hizo un especial pedido por las familias durante la celebración.