Este viernes a la mañana, la cuenta oficial de Facebook del Parque Faunístico informó sobre la cachorra de puma que había sido rescatada de una finca en Médano de Oro, Rawson, donde tenían al felino salvaje como mascota. El posteo titulado "La víctima más doloras de la caza", fue un golpe emotivo para muchos sanjuaninos que respetan y aprecian la fauna local. Luego, DIARIO DE CUYO dialogó con Silvina Adarvez, subdirectora del Centro de Conservación Silvestre, quien contó detalles del animal y de su futuro.

Según la Bióloga, la cachorra fue encontrada por personal de Gendarmería y Policía ecológica hace poco más de dos meses, pero recién fue anunciado hoy. "Seguimos como protocolo guardar reserva de los ingresos de animales", comentó. 

La realidad de la pumita es ambigua pero puede llegar a ser beneficiosa para futuras generaciones de su especie. "Actualmente la cachorra tiene tres meses y medio de edad, lo que significa que fue desvinculada de su madre casi recién nacida", dijo y continuó en referencia a sus posibilidades de volver a su hábitat natural, "es casi imposible" dijo.

De acuerdo a lo que explicó la especialista, "el felino no adquirió las habilidades básicas para sobrevivir y por eso no sabría cuáles son sus depredadores o sus riesgos". 

Por tal motivo, si la autoridad de aplicación -Secretaría de Estado de Ambiente- decide que permanezca en el Faunístico, "la cachorra se quedará en el parque para realizar educación ambiental y ser reservorio genético (su presencia es de vital importancia para la procreación de nuevas generaciones de pumas)", sostuvo la bióloga. 

Si bien no se conoce fehacientemente cómo fue capturado el animal salvaje, Adarvez explicó la dinámica que suelen tener los cazadores furtivos: "Por lo general, matan a la madre y se quedan con la cría porque les da pena o porque las pueden vender".