Dentro de las malas que en su corta vida le ha tocado padecer a Joel Klehr, de 19 años, aparecieron por distintos lados ayudas para que mejore su calidad de vida. El joven tiene lupus desde los 4 años y por esa enfermedad su piel parece que fuera de cristal porque cada alteración en su organismo, fogoneada a veces por el clima (el calor lo complica más), hace que se lastime fácilmente y deba permanecer recluido en su hogar.

 

Mucha gente se acercó a ayudarle, además de una beca que le consiguió el municipio chimbero, el Ministerio de Desarrollo Humano dispuso una batería de cosas para hacerle más llevadera la vida a Joel. Según comentó el ministro Walberto Allende, ya tiene aprobada la ayuda económica para que alquile una casa (la madre debe elegir ese domicilio), porque en el departamento que vive actualmente, en el barrio Andacollo VI, no están dadas las condiciones.

 

Joel, un luchador incansable (foto: Canal 13 San Juan)

 

Así y todo, desde el organismo estatal le enviaron algunos elementos hasta tanto esté en su nuevo hogar. Uno que es clave para Joel es el aire acondicionado ya que eso le permite mantener el ambiente a una temperatura que no complique más el estado de su piel. "También le llevamos artefactos y cosas que necesitaban en la casa", comentó Allende.

 

Desarrollo Humano también aporta los medicamentos que necesita Joel, la mayoría cremas que le permiten regenear la piel dañada. Quien carga con toda la tarea de darle una mano puertas adentro de su casa es su mamá María Inés, que además debe contener a sus otros hijos, Marcos (14) y Melanie (1)