Este martes, en Jáchal y Valle Fértil se inició una campaña de recolección de semillas pertenecientes a árboles autóctonos que serán sometidas a procesos de germinación en viveros del Parque de la Biodiversidad.

 

Un equipo de especialistas selecciona las mejores semillas de especies y subespecies de ejemplares de árboles nativos como algarrobo, brea, tusca, acacia y chañar, entre otras, y las extraen.

 

Las semillas recolectadas son posteriormente, sometidas a una nueva selección, en instalaciones del Instituto, para luego pasar a la etapa de fumigación, en la cual se mata todos los insectos que puedan poseer. Terminado ese proceso, las semillas son frisadas por un lapso de una semana a un mes, con la finalidad de eliminar cualquier tipo de parásito que pueda permanecer en ellas.

 

El proceso de tratamiento continúa con el escarificado, es decir, el retiro de la corteza, para finalmente realizar la germinación en tierra preparada con arena.

 

El Instituto de la Biodiversidad cuenta con un vivero de plantas nativas de San Juan, que con el apoyo de la Ley Nacional, con adhesión provincial de Conservación de Bosques, fue creado para la producción de plantas y árboles autóctonos destinados a restauración forestal de espacios públicos degradados.