Conflicto. Un grupo de estudiantes tapó una imagen católica en Filosofía, que luego fue retirada y resguardada por las autoridades de esa unidad académica.

 

El Consejo Directivo de cada Facultad de la Universidad Nacional de San Juan (UNSJ) deberá analizar si continúan las imágenes religiosas instaladas en sus respectivos edificios, según se trató ayer en la reunión del Consejo Superior, debido al enfrentamiento suscitado antenoche entre dos grupos en la sede principal de la Facultad de Filosofía, Humanidades y Artes, por la permanencia de una figura de la Virgen María Auxiliadora.

Luego que estudiantes cordobeses retiraran el martes pasado una imagen de la Virgen en la Facultad de Derecho e hicieran lo mismo mendocinos en la Universidad Nacional de Cuyo, antenoche, un grupo de estudiantes dejó la multitudinaria marcha que se hizo en San Juan reclamando mayor presupuesto para las universidades públicas, mejora salarial de sus empleados y de becas a los alumnos, para dirigirse hasta el edificio de la Facultad de Filosofía en Ignacio de la Roza casi Sarmiento y taparon con pañuelos verdes y naranjas, además de notas, la imagen que se encuentra ubicada en la sala de acceso, reclamando que se retiren los símbolos religiosos. Esto originó que se fuera conformando entonces otro grupo, en defensa de la imagen, identificados como Provida, y hubo enfrentamientos verbales que, por muy poco, no pasaron a otras circunstancias.

La estatuilla finalmente fue retirada a última hora y quedó resguardada en el decanato.

Ayer, en la reunión del Consejo Superior se trató el tema, mientras que la Facultad estuvo cerrada desde el mediodía (ver aparte).

Antes de la sesión, la vicerrectora de la Universidad, Mónica Coca, afirmó que "creo que el tema de la presencia de imágenes religiosas merece debate y discusión. De todos modos, desde mi punto de vista este no es el momento más apropiado, debido a que estamos tratando otras situaciones y estamos en un momento complejo".

En tanto, el arzobispo Jorge Lozano afirmó: "Me da mucha pena, porque una facultad debe ser modelo en los vínculos sociales y en el modo de resolver problemas. Que los conflictos se resuelvan con palos, caras tapadas y violencia no es un buen modelo social, sea en torno a lo que fuera".

Durante la sesión del Consejo Superior no prosperó la iniciativa para que se restituya la imagen al cofre vidriado, y la decisión acordada por votación fue que debido a que esa figura fue instalada hace más de 20 años por decisión del entonces Consejo Directivo de esa unidad académica, debe ser el mismo órgano el que defina restituir o no la imagen y llevar la misma iniciativa a las otras facultades: Sociales, Exactas, Ingeniería y Arquitectura. También se impulsó la idea de generar un foro de debate para abordar el tema. El primer punto será nada menos que se interprete el significado de educación laica. Por ejemplo, un consejero adelantó que su lectura es que las cátedras deben ser laicas, no que haya ausencia de símbolos religiosos.

 

Un día agitado en Filosofía

 


Luego del conflicto de antenoche, ayer fue prácticamente la jornada completa con situaciones extraordinarias en el edificio de la Facultad de Filosofía, Humanidades y Artes.

Si bien por la mañana no se registraron problemas (sin la imagen de la Virgen María Auxiliadora en el cofre vidriado instalado en el acceso), luego del mediodía fue totalmente evacuada la unidad académica debido a que se recibió una amenaza de bomba.

En tanto, un grupo de estudiantes de diferentes facultades de la UNSJ (que se muestran en desacuerdo con la conducción de la federación universitaria) pretendía realizar una asamblea a las 16 en el edificio, pero recibieron como respuesta que debía ser inspeccionado el edificio debido a la amenaza.

Con el antecedente de la "toma" del CUIM sobrevolando en la zona, los estudiantes reiteraron sus intenciones de realizar la asamblea a las 19, pero permanecían las puertas cerradas.

Se produjo entonces una reunión entre los decanos de las unidades académicas y el rector Oscar Nasisi, mientras los estudiantes reclamaban una entrevista.

Al cierre de esta edición, ingresó un grupo de estudiantes, que mantuvo una charla con las autoridades y prefirió después no dejar las instalaciones, mientras las autoridades volvían a reunirse solas.