Desde el 8 al 11 de septiembre próximo, los obreros deberán trabajar a contra reloj para ensamblar el primer puente peatonal de la ciudad de San Juan. La consigna es demorar el menor tiempo posible porque mientras se lleve a cabo esta tarea, la avenida Ignacio de La Roza, entre calles Las Heras y España, permanecerá cortada (ver infografía). El jueves pasado comenzaron a trasladar la imponente estructura de hierro que fue construida en el Parque Industrial de Albardón. Si bien ayer ya se había comenzado a armar los tramos, la tarea se hizo al ras del suelo. La parte más complicada será cuando se tenga que instalar el puente a más de 6 metros de altura y cuya estructura unirá la plaza con el Centro Cívico.

 

 

Se trata de unas 100 toneladas de hierro que tendrán que ser manipuladas con una grúa que ya está en el lugar. Si bien no serán muchos los operarios encargados de la tares, el trabajo será como armar un mecano. La estructura de hierro fue armada en 4 tramos que tendrán que ser unidos como si se tratase de un rompecabezas.

La instalación se hará en dos partes. Empezarán por la que sale desde la vereda Sur y luego colocarán la del sector Norte. Tras unir todas las piezas con soldaduras y tornillos especiales, en el aire, el trabajo que seguirá se podrá realizar sin cortes de calle. Este grueso del armado demandará no más de 4 días porque desde el Gobierno quieren que la avenida Ignacio de La Roza no permanezca muchos días cortada para evitar caos en el tránsito.

Luego seguirán con los detalles finos del puente. Es decir, la colocación del piso de madera, de barandas metálicas y de vidrio y la instalación de la iluminación. Según Marcelo Yornet, al frente de la Dirección de Arquitectura, todo estará listo en un mes.

La obra del puente es modular y llevó meses la construcción de las bases de hormigón. Con esta obra se comenzará un proyecto más amplio mediante el que se busca la unificación del gran paseo proyectado para toda la zona. El puente tiene el estilo de los que se usaban en épocas del ferrocarril. Es porque unirá las zonas en las que durante años estuvieron las estaciones del tren.

La unión de la Plaza del Bicentenario con el Centro Cívico, a través de este puente, será una primera parte de un plan mayor. Es que ya está en proyecto más pasadizos para vincular el Parque, el Museo de Bellas Artes, el de la Memoria Urbana y el Auditorio Juan Victoria.

El puente será imponente. Tendrá 60 metros de largo, por 6,5 de ancho y una altura de 7,5, a los que hay que sumarles los 6 de flecha con el pavimento, para que por debajo de él puedan transitar sin problemas toda clase de vehículos incluidos los colectivos de "doble piso".

 


>Más detalles

El piso será un entablonado de madera y el ancho será de 4,5 metros. Se diseñó una iluminación especial con todo el cableado soterrado para que la construcción sea atractiva y segura también por la noche. Tendrá además barandas vidriadas de protección. Esto es lo que se colocará luego del ensamblaje.